iProfesional – Andrea Catalano

Las empresas nucleadas en la Cámara Argentina de Internet (CABASE) pidieron una vez más al Gobierno disponer de frecuencias para dar telefonía móvil a nivel regional, a fin de ofrecer combos de servicios múltiples a sus clientes y, dada la cantidad de clientes que cubren, convertirse en el cuarto operador de telecomunicaciones del país. Desde el Enacom, el organismo regulador, anticiparon que en los próximos días se conocerá un documento al respecto y que será previo a la futura licitación del espectro que estaba en poder de ARSAT.

Los proveedores de Internet (ISP) también solicitaron tener los mismos beneficios fiscales a los que acceden las operadoras de TV paga. Entienden que es el único modo de poder pararse frente a la competencia que significa tener enfrente a los grandes operadores de telecomunicaciones del país, Telecom, Telefónica y Claro.

Es la razón por la que, al mismo tiempo, desde la Cámara se busca que cada vez más empresas de Internet formen parte de ese espacio para comprar en pool los distintos “insumos” de que se sirven para brindar los servicios a los usuarios finales, básicamente el acceso a la Red, la telefonía y la televisión, a precios competitivos. Es un modo de convertirse en un cuarto operador por cantidad de clientes.

Sin Cablevisión, el máximo prestador de banda ancha del país, se trata de casi 6 millones de clientes, señalaron desde la Cámara. Es lo que hacen pesar a fin de lograr los cambios que pretenden desde los organismos reguladores.

Unas 60 empresas se han sumado en el último tiempo para participar de estas acciones conjuntas tendientes a lograr un mejor perfil comercial. Atienden a al menos un millón de clientes distribuidos en distintas zonas del país.

Desde CABASE insistieron en que acceder a estas peticiones es lo que permitirá que todos los jugadores del sector, sin importar su tamaño, estén en igualdad de condiciones para competir.

Haber hecho este reclamo en este momento no se debe sólo a que este viernes se celebra el día internacional de las telecomunicaciones sino, principalmente, porque el próximo 1° de julio, y de no mediar ninguna regulación sorpresiva, arranca la competencia plena en el sector. Todos podrán ofrecer todos los servicios empaquetados. Los grandes, los chicos y algún mediano que ande por ahí.

“Los prestadores pequeños y medianos deben tener la posibilidad de ofrecer triple y cuádruple play para estar en igualdad de condiciones con los grandes prestadores”, dijo Ariel Graizer, presidente de CABASE, durante el Internet Day, la jornada que se extenderá hasta este viernes para discutir sobre el sector en el Centro Cultural de la Ciencia.

Y agregó que es necesario pagar los aportes patronales con lo que recaudan de IVA, “para estar en pie de igualdad con los proveedores de televisión”. También pidió reducir las cargas administrativas y rever la forma en que se otorgan los Aportes No Reembolsables (ANR). Solicitó, además, que se abra el espectro en las bandas de 10, 11 y 24 GHz, y reclamó la puesta en marcha de la portabilidad para líneas telefónicas fijas.

La ley 27.467 en su artículo 24 inciso 3 permite a las industrias vinculadas con los bienes culturales, entre ellas las cableoperadoras, tomar los pagos de cargas sociales para descontar su débito fiscal de IVA. En otras palabras, lo que pagan de carga social por los empleados lo restan del IVA que deben abonar, en una especie de promoción especial para determinados sectores.

La Cámara planteó que como las empresas que nuclean van a proveer el mismo servicio que hoy da un cableoperador con tecnología coaxil, ellos también deberían acceder al beneficio más allá de la tecnología o el formato que usen, sea IPTV, OTT (Over The Top, como Netflix, que monta su servicio sobre las redes de terceros) o en cualquier otra modalidad tecnológica que surja a futuro.

En una época en donde los contenidos son el principal motivo para tener una buena conexión a Internet, los proveedores nucleados en esta cámara entienden que deben estar lo suficientemente preparados para responder a la demanda de sus clientes. Y eso incluye no sólo lo expresado en términos fiscales sino también en la posibilidad de participar en el negocio móvil.

El contenido de video representa entre 70% a 80% del contenido que circula por la web. A esto se suma que el acceso a Internet se concreta cada vez más de un dispositivo móvil, como los smartphones, antes que una computadora.

Los datos del INDEC del último trimestre de 2018 vinculados con el acceso y uso de dispositivos e Internet, arrojó que el 63% de la población posee una computadora, pero que más del 80,3% se conecta a la Red. Y que un 83,5% de la población usa el celular, de modo que se infiere que el grueso de la población se conecta a la Red vía dispositivo móvil.

CABASE, en tanto, adelantó que están creando una plataforma de contenidos de TV que le permitirá a los ISPs a brindar un servicio que integre la televisión como modo de satisfacer la demanda de los clientes. Y que, además, pueda ser accesible también vía celular.

¿Se viene más espectro?
La presidenta del Enacom, Silvana Giudici, dijo que en el organismo que conduce entienden “el cambio de paradigma en el mundo de las telecomunicaciones y del audiovisual y es necesario ir hacia la convergencia”. Es la razón por la que, explicó, el Enacom reúne a ambos mundos.

También adelantó que en breve se dará a conocer “un documento previo a la futura licitación del espectro que estaba en custodia de ARSAT”, aseguró la funcionaria.

Se trata del espectro que ARSAT tenía asignado por la ley 27.208, pero que producto del DNU 58/2019 librado en el verano por el Gobierno volvió al Estado. Si bien el texto fue rechazado por la Bicameral de seguimiento de estas normas, ninguna de las cámaras involucradas se expidió hasta el momento, razón por la que el DNU sigue vigente. Es intención de la administración nacional poner esas frecuencias a disposición del mercado, aunque aún no se sabe cuándo ocurriría.

La funcionaria también destacó que “desde Enacom trabajamos para promover la competencia y la diversidad, dando especial prioridad a las pymes y pequeños operadores”; en tanto que al referirse a la cuestión de conectividad en nuestro país, la funcionaria destacó que “en estos años hemos aumentado la cobertura casi en un 50% de la red fija de banda ancha y estamos en el 62% de cobertura de los hogares”

La velocidad promedio de Internet en la Argentina pasó de 5 mb promedio hace tres años, a 16 mb en la actualidad, y que a fin de año se espera que ese promedio suba hasta los 20 mb. Asimismo, subrayó el rol de ARSAT que, como mayorista, logró en estos años reducir el costo hasta los u$s9. De acuerdo a ese valor, los proveedores de Internet que se conectan a esta infraestructura pueden ofrecer mejores precios a sus clientes.

Por su parte, Oscar González, subsecretario de regulación de la Secretaría de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (SeTIC) adelantó que en poco tiempo más se publicarán las normativas “referidas a la calidad de los servicios”, además de una hoja de ruta a mediano plazo sobre espectro para 5G.

Al hacer referencia al debate sobre Ley de Convergencia, Graizer añadió: “Creemos que el Estado tiene la responsabilidad de impulsar una regulación moderna, justa e inteligente, que favorezca la competencia, promueva las inversiones y fomente activamente la participación de los pequeños y medianos operadores en igualdad de condiciones, tanto en la prestación de servicios fijos como móviles.”

Insistió que “el Estado tiene la responsabilidad de impulsar una regulación moderna, justa e inteligente, que favorezca la competencia, promueva las inversiones y fomente activamente la participación de los pequeños y medianos operadores en igualdad de condiciones, tanto en la prestación de servicios fijos como móviles.”

La falta de avances en materia de regulación es cuestionada por el sector en general. Los cambios que se han introducido en el mercado en los últimos años han sido más a fuerza de decretos y resoluciones que de otros instrumentos.

Durante la mañana de la primera jornada del Internet Day, que finalizará hoy, también se discutió sobre los nuevos desafíos que representa el ejercicio de los derechos on line. Se habló, básicamente, de la última ley que aprobó la Unión Europea vinculada con los derechos de autor que, según de qué lado se analice la medida, atenta contra la libertad de expresión y contra la innovación, o permita a los creadores de contenidos en sus diversos formatos acceder a una paga justa por ello.

Las modalidades que tome esta determinación en cada uno de los 28 países de la UE será mirado con atención desde este lugar del Atlántico. Se trata de uno de los debates que vienen aunque con muchos cuerpos de diferencia con los países centrales. A casi 20 años de la desregulación del mercado de las telecomunicaciones, se siguen discutiendo los mismos temas. Como si el 0610 nunca hubiera dejado de usarse.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here