Los retos de México para ser un protagonista en la economía digital global

El mercado mexicano ocupa una posición importante en la fabricación TIC mundial. Para mantenerla y escalar, debe alinear sus políticas públicas y aprovechar sus ventajas.

0
338

México se ubica entre los países que lideran la fabricación TIC a nivel global, debido al bajo costo de la mano de obra y la competitividad de los productos de exportación. Sin embargo, para mantener esta ventaja y ser un protagonista de mayor alcance en la economía digital enfrenta varios retos, expuso Alejandro Novoa, líder de Transformación Digital de Arthur D. Little para las Américas.

Entre ellos, se encuentra el adoptar una política robusta de banda ancha; promover el acceso universal a este servicio; construir una estrategia para el despliegue de 5G; reforzar la protección de datos personales; mejorar la política de espectro; impulsar las habilidades digitales, con énfasis en las competencias que necesitará la Industria 4.0, y crear una estrategia de ciberseguridad y de implementación de tecnologías como la Inteligencia Artificial, enumeró el especialista durante la Cumbre de Política Pública e Industria TIC en Latinoamérica.

Si las autoridades, de la mano de las empresas, trabajan en alinear todos estos elementos dentro de una política digital, Novoa resaltó que México puede asegurar esta posición en el mercado global y, al mismo tiempo, transitar a convertirse en un desarrollador de tecnologías, un jugador relevante en el desarrollo de soluciones innovadoras, o incluso un país que comercializa nuevos productos y servicios TIC.

Cada país avanza hacia la transformación digital de manera diferente, aprovechando sus fortalezas. Lo importante es que los tomadores de decisiones reconozcan sus áreas de oportunidad y sus desafíos, con el fin de definir un objetivo que le permita consolidar su lugar en la cadena de valor TIC, apuntó el consultor.

Te recomendamos: México quedará rezagado sin estrategia digital nacional: experto de Harvard

José Guridi, asesor del Ministerio de Economía de Chile, agregó que las naciones no deben buscar replicar la experiencia de adopción digital de otras partes del mundo, porque los contextos y las condiciones son muy diversas. La clave ―dijo― es identificar un modelo propio de desarrollo y promover políticas abiertas y participativas.

IA e IoT deben ser prioridades

Por otro lado, Joaquín Saldaña, director de Estrategia y Marketing de Huawei en América Latina, destacó que, además de las políticas de conectividad, los gobiernos deben impulsar las tecnologías digitales como la Inteligencia Artificial e Internet de las cosas, que serán la base de la transformación digital.

Algunos países como Corea del Sur y China ya han comprendido el papel prioritario de estas tecnologías en la competitividad, por lo que destinan a este fin entre 30 y 40 por ciento de su presupuesto de Tecnologías de la Información.

Saldaña comentó que también las políticas públicas tienen que enfocarse en incentivar a que las pequeñas y medianas empresas adopten las tecnologías en sus procesos. Dadas las restricciones que estas organizaciones pueden tener, es necesario emprender medidas como la creación de programas de acompañamiento, subsidiar el acceso a las plataformas o crear paquetes de acceso más asequibles, puntualizó.

Y esta digitalización no sólo debe limitarse a la comercialización de bienes o servicios, sino a todo el aparato productivo de cualquier empresa e industria, porque en ese ámbito es donde las tecnologías tendrán un mayor impacto en las economías y la recuperación tras los estragos causados por la pandemia de Covid-19, expresó Fernando Rojas, asesor sénior de Asuntos Económicos de la Cepal.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here