Los robots de reciclaje llegan para salvar la industria de la basura

Estos robots combinan el Aprendizaje Automático y la visión por computadora para clasificar residuos el doble de rápido que un humano.

1467

Desde que China decidió que ya no sería el basurero del mundo, al establecer normas estrictas para los tipos de residuos que está dispuesto a recibir de otros países, los costos de las plantas de reciclaje han aumentado considerablemente.

Además, las tasas de desempleo han disminuido la disponibilidad de mano de obra, por lo que estas instalaciones se ven obligadas a que un pequeño grupo de personas clasifiquen los materiales reciclables y la basura a mano.

Para solucionar los problemas que aquejan a los recicladores, la compañía AMP Robotics ha recurrido a la tecnología para mejorar la eficiencia en las plantas de reciclaje.

Combinando la visión por computadora, el Aprendizaje Automático y la automatización robótica, AMP ha desarrollado robots de reciclaje que ya han recaudado aproximadamente 16 millones de dólares de inversionistas como Sequoia Capital, interesados en salvar la industria de la basura.

Además de reducir los costos de la clasificación de residuos, la tecnología de visión por computadora que usa AMP Robotics pretende ayudar a identificar los empaques de marcas para ser utilizados por los fabricantes, a fin de mejorar su propia gestión del ciclo de vida del producto.

“Podemos identificar (…), ya sea una lata de Coca-Cola o Pepsi, o una taza de Starbucks (…), para que las personas puedan ayudar a diseñar su producto con base a la economía circular”, dijo Matanya Horowitz, CEO de AMP Robotics.

Horowitz señaló que su combinación de software y hardware también son útiles para la compañía, en otras áreas potenciales como la chatarra automotriz y los desechos de construcción.

Los robots de AMP pueden clasificar y recoger el doble de rápido que los humanos con mayor grado de precisión. Los robots son instalados en las líneas de clasificación para plásticos, cartón, fibra y metales.

En octubre, la compañía realizó el mayor despliegue individual de robots en la industria del reciclaje, integrando 14 robots a la instalación de Single Stream Recyclers en Florida. También ha realizado instalaciones en recicladoras de California, Colorado, Indiana, Minnesota, Nueva York, Pensilvania, Texas, Virginia y Wisconsin.