Mark Zuckerberg desvelará más detalles del metaverso y un posible cambio de nombre de Facebook

La empresa celebra esta tarde, a las 19.00 horas en España, su evento Connect, en el que se espera que se compartan más detalles sobre la creación del mundo virtual en el que está trabajando la empresa. También es posible que se anuncie un cambio de nombre de la matriz

150

ABC Tecnología

El futuro de Facebook pasa por el metaverso, esa suerte de mundo virtual en el que los usuarios podrán interactuar mediante el empleo de dispositivos de Realidad Virtual y Realidad Aumentada. Así quedó claro el pasado lunes, cuando la compañía anunció a los inversores que espera que sus beneficios globales en 2021 se reduzcan en 10.000 millones de dólares como consecuencia de ese anhelo, que no se espera que se convierta en realidad hasta dentro de unos cinco años. Sin duda, la creación de esta suerte de Matrix -en la que el usuario podrá comprar, trabajar y socializar de forma física, recurriendo a avatares- ocupará un espacio importante del evento Facebook Connect 2021, que se celebra a las 19.00 horas en España este 28 de octubre.

El impulso del metaverso llega en uno de los momentos más delicados en la historia de la compañía. La filtración de miles de documentos confidenciales han puesto en relieve los fallos, y, en algunos caso, el desinterés de la tecnológica por mantener sus plataformas libres de contenido tóxico.

Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, ya afirmó el pasado verano, en declaraciones a ‘The Verge’, que la empresa espera ser reconocida en los próximos años más por su relación con el metaverso que por el negocio de las redes sociales. La creación de ese mundo digital también permitiría aumentar los ingresos de la tecnológica en miles de millones de dólares. «Si estás en el ‘metaverso’ todos los días, entonces necesitarás ropa y herramientas digitales y diferentes experiencias. Nuestro objetivo es ayudar a los miembros a llegar a mil millones de personas y cientos de miles de millones de dólares de comercio digital», explicó Zuckerberg a los inversores el pasado lunes.

No se espera que ese nuevo mundo digital surja de un día para otro. Facebook anunció la semana pasada sus planes para la creación de 10.000 puestos de trabajo en la Unión Europea durante el próximo lustro que estarán dirigidos, en concreto, a alcanzar el objetivo.

Tampoco se espera que los beneficios que reporte el metaverso a la compañía lleguen de un día para otro. Zuckerberg reconoce que habrá que esperar hasta «finales de esta década» para conseguir sacar un provecho económico. Un provecho que, no obstante, según ‘Bloomberg’, podría alcanzar los 800.000 millones de dólares en 2024 para todas las empresas participantes en el proyecto. Y es que Facebook no es la única que está apostando por su desarrollo. También figuran otras, como Epic -la desarrolladora de ‘Fortnite- o la tecnológica china Tencent.

«Ninguna empresa será la única propietaria y gestora del metaverso. Al igual que ocurre en Internet, su principal característica será la apertura y la interoperabilidad. Para hacerlo realidad será necesaria la colaboración y cooperación de empresas, desarrolladores, creadores y responsables políticos», apunta Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales de Facebook, en un comunicado.

¿Adiós Facebook, hola Horizon?

Más allá del ‘metaverso’, se espera que Facebook comparta unos nuevos cascos de Realidad Virtual Oculus Quest durante el evento. La compañía, además, podría anunciar un cambio de nombre de la matriz que, según las filtraciones y la información de ‘The Verge’, medio que compartió la noticia la semana pasada, podría estar relacionado con la plabra Horizon.

Sobre el papel, el cambio de nombre de la empresa, que no de la red social, que seguirá llamándose Facebook, estaría directamente relacionado con el afán de Zuckerberg por que se relacione a la compañía, sobre todo, con sus esfuerzos en la creación del metaverso. Cabe recordar que la tecnológica ya ha empleado la palabra Horizon en otros desarrollos relacionados con la creación de un submundo virtual. Ese es el caso, por ejemplo, Horizon Workrooms, un servicio que permite llevar a cabo reuniones de trabajo en entornos digitales mediante el uso de sus cascos de Realidad Virtual Oculus Quest 2, siendo posible interactuar con el resto de personas a través de avatares.