Maryleana Méndez: “Ley Telecom desaceleraría inversión en infraestructura”

516

La República Perú-Guillermo Westreicher H.

Una de las propuestas de la denominada “Ley Telecom” es subir el aporte por regulación a las empresas de 0,5% a 0,75% sobre los ingresos. ¿Cómo impactaría esa medida? Maryleana Méndez , secretaria general de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones, nos da su punto de vista.

¿Cuál es su posición frente al incremento del aporte por regulación que plantea la denominada “Ley Telecom”?

Las nuevas regulaciones deberían tender a una flexibilización porque en este momento lo que necesitamos es incentivar la inversión. Entonces, no tiene sentido que el regulador tome una mayor parte de los recursos (de las empresas supervisadas) para sí mismo, cuando lo que se requiere es que dichos capitales estén en manos de los privados. En otras palabras, aumentar los aportes es contradictorio con el objetivo del Osiptel que debe ser el convertirse en un promotor de las inversiones.

¿Qué alternativa tiene el regulador para incrementar la recaudación y ser más eficiente en sus operaciones?

Una alternativa es que las cargas regulatorias no recaigan solo sobre operadores de telefonía. Actualmente, hay otros actores en el mercado que proveen servicios y que podrían estar contribuyendo también a lo que llamaríamos un regulador digital. Este debería tener un campo de acción más amplio que el actual.

¿Qué nuevos actores podrían comenzar a ser supervisados por Osiptel?

El ecosistema hoy es mucho más grande. Usted, por ejemplo, tiene WhatsApp y dejó de utilizar el SMS. Entonces, está sustituyendo el servicio del operador tradicional de envíos de mensajes por otra herramienta que forma parte del mercado, pero no está regulada ni sujeta al cobro de esas tasas de aporte que se quieren aumentar. Lo que quiero decir es que puede incrementarse la base de contribuyentes en lugar de elevar la tasa.

De darse el incremento del aporte por regulación, ¿los operadores podrían subir las tarifas?

En este mercado tan competitivo, los clientes se pueden pasar de un operador a otro que ofrezca una tarifa más baja. Por lo tanto, las empresas deben mantener precios competitivos.

¿Eso quiere decir que la Ley Telecom” no afectaría a los consumidores?

Si aumentan los costos de forma artificial, los operadores no tienen muchas opciones para subir tarifas, pero se van a ralentizar las inversiones porque la empresa contará con menos dinero disponible. Y eso en última instancia sí afecta al consumidor.

¿Qué inversiones son las que se desacelerarían?

Inversión en diferente tipo de infraestructura. Pero imaginemos el caso de un operador móvil. Cada vez es más la demanda de datos. Entonces, se necesita más conectividad, construir más torres y antenas, y cada una de ellas deberá contar con más equipos. Además, se requieren más redes de fibra óptica digital.

¿Cuál es la brecha que se necesita cubrir con esta infraestructura?

Para alcanzar los niveles de conectividad de los países más desarrollados de aquí al 2025 se deberían invertir 160 mil millones de dólares en América Latina, y en el Perú en particular la brecha es de 35 mil millones de dólares.

¿Existe algún otro aspecto de la “Ley Telecom’”que le preocupe?

Hay un aumento en las multas, hasta el punto que pueden acabar con el negocio de un operador. Son muy complejas, se judicializan, y creemos que no cumplen el objetivo de disuadir de la conducta sancionada.

¿Qué tipos de prácticas se castigan?

Nos estamos refiriendo, sobre todo, a multas por incumplimiento, por ejemplo, si el regulador solicita una información y la empresa no la da, o si no se alcanzan ciertos indicadores de calidad.