“Más que nunca es necesaria la fibra óptica austral”

342

El Pingüino

Debido a un doble corte de fibra óptica ocurrido en territorio argentino, en la madrugada del domingo, miles de clientes en la Región de Magallanes de la empresa Movistar vieron afectados sus servicios de telefonía e internet, ocasionando la molestia de estos.

De acuerdo con el reporte de la compañía, el cual fue entregado a la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), la causa del corte sería por un acto vandálico.

Según informó el seremi de Transportes y Telecomunicaciones Marco Mella, y la Subtel, el corte habría durado cinco horas, sin embargo aún es materia de investigación, ya que la normativa vigente indica que si la interrupción del servicio dura seis horas o más, se debe compensar a los clientes descontando un día.

De todas formas, Subtel oficiará a Movistar para solicitar mayores antecedentes sobre este corte, y además consultará respecto de las medidas de respaldo y mitigación que posee la compañía ante situaciones como esta, considerando que no se trata de la primera interrupción de servicios que ocurre durante este año.

En un comunicado la Subtel recuerda que es el tercer corte de servicios que se produce en la Región de Magallanes en menos de cuatro meses, y por lo mismo hace un llamado a las empresas de telecomunicaciones a que en el futuro utilicen la infraestructura local de respaldo en este tipo de cortes para así mantener el servicio a sus usuarios. “No obstante, por lo anterior el Estado ha impulsado el proyecto Fibra Óptica Austral, iniciativa que evita que las regiones del extremo sur del país queden aisladas en caso de incidencias en la fibra óptica utilizada en territorio argentino”, agrega el documento.

“Solicitamos mayor respaldo y dualidad de conexiones a internet, no se trata de remplazar, es poseer ambas conexiones para tener mayor respaldo. Más que nunca es necesaria la Fibra Óptica Austral, la cual esperemos esté en funcionamiento lo antes posible”, comentó el seremi de Transportes y Telecomunicaciones Marco Mella.