Cinco Días – Santiago Millán

Nuevo paso de MásMóvil en su camino hacia el Ibex 35. La teleco ha cerrado la colocación de una emisión de 1.450 millones de deuda senior, dentro del proceso de refinanciación de su endeudamiento, y con la que ha completado “la implementación de su nueva y simplificada estructura de capital que ofrece flexibilidad adicional para acompañar su continuo crecimiento”.

El proceso ha venido acompañado por un fuerte rebote en Bolsa de la teleco en el último mes. En este periodo, las acciones se han revalorizado un 14%, hasta 20,45 euros, que otorgan a la empresa una capitalización de 2.450 millones de euros, que le acercan un poco más al Ibex 35. La empresa es una de las candidatas a entrar en la próxima revisión del Comité Asesor Técnico de la Bolsa.

La citada colocación de deuda, la mayor de la historia de la compañía, se lanzó el pasado 8 de mayo, coincidiendo con la ampliación de capital por 100 millones de euros y con la cancelación de la emisión de preferentes en su refinanciación, dentro de su plan para recomprar la deuda que estaba en manos de Providence, hasta entonces su primer accionista.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, MásMóvil explica que la emisión de bonos de Term Loan B sin covenants (TLB) tiene un vencimiento de siete años, es covenant-lite. La teleco precisa que el coste final ha sido inferior al estimado inicialmente. “El precio ha sido fijado esta mañana en euríbor más 325 puntos básicos, con posibilidad de reducir el margen a euríbor más 275 puntos básicos si el apalancamiento se sitúa por debajo de 2,5 veces, por debajo del nivel inicialmente anunciado de 350 puntos básicos por encima del euríbor”, ha explicado MásMóvil. La compañía ha indicado igualmente que la colocación ha generado demanda “significativa” por parte de inversores institucionales resultando en una sobre-suscripción de 1,6 veces.

Además, la compañía ha conseguido 280 millones de euros de líneas de liquidez a través de una línea de capex de 150 millones para ampliar los despliegues de red, una línea de liquidez general de 100 millones, y otras facilidades crediticias por 30 millones. Las dos primeras tienen un coste de euríbor más 275 puntos básicos con la posibilidad también de reducirse a euríbor más 225 puntos básicos si el apalancamiento se sitúa por debajo de 2,5 veces.

Dentro de este proceso, la compañía ha recibido por vez primera la calificación crediticia por parte de las grandes agencias Standard & Poors, Fitch y Moody’s. La empresa precisa que ha conseguido las calificaciones de BB- (perspectiva estable), BB- (perspectiva estable) y B1 (perspectiva estable), respectivamente.

La colocación ha sido liderada por Goldman Sachs y BNP Paribas como joint global coordinators y active bookrunners, y Société Generale, JPMorgan, Banco Santander, BBVA y Barclays como joint bookrunners.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here