Maxcom buscará acogerse al Capítulo 11 de quiebras para reestructurar sus finanzas

0
558

El Economista Nicolás Lucas

Maxcom Telecomunicaciones proyecta acogerse al Capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos como parte de un plan de reestructuración de estados financieros relacionados con notas con vencimiento en el año 2020 y después de que no se dieran las condiciones necesarias para un intercambio de esos papales por otros con vencimiento en el 2024.

Por este motivo, la compañía, que al segundo semestre de 2019 atendía a 191,802 cuentas de servicios de telecomunicaciones entre residenciales y corporativas, solicitó el voto de los tenedores de esas notas para acogerse al Capítulo 11 para avanzar por otra vía con la reestructuración de los papeles con vencimiento en 2020, una posibilidad que ya había deslizado a sus accionistas el 17 de junio pasado.

Maxcom anunció entonces que los tenedores de las llamadas “notas antiguas” aceptaron en un número suficiente la propuesta para acogerse al Capítulo 11.

En consecuencia, “Maxcom proyecta aplicar a una petición voluntaria para acogerse al amparo del Capítulo 11 del Título 11 del Código de Estados Unidos, tan pronto como sea permisible y buscar la pronta confirmación del plan con el fin de lograr la reestructura financiera contemplada en la oferta de intercambio”.

Maxcom avisó en la Bolsa Mexicana de Valores que el plan de reestructura bajo el amparo del Capítulo 11 alcanzará sólo a las notas con vencimiento en 2020 y que sus operaciones se mantendrán como hasta la fecha:

“Durante el breve periodo de tiempo en que Maxcom espera estar dentro del Capítulo 11, continuará con sus negocios de manera ordinaria, con todos los constituyentes clave de Maxcom, incluyendo sus clientes, empleados y vendedores sin que ninguno se vea afectado por el acogimiento al Capítulo 11”, divulgó la compañía en la BMV.

El saldo insoluto principal con las notas del año 2013 con vencimiento en 2020 es 103.4 millones de dólares.

De concretarse los planes de Maxcom, la reestructura financiera facilitará la reducción de su nivel de apalancamiento, creando un mejor perfil de deuda y un aumento en el financiamiento de los gastos de capital para mantener las operaciones de la empresa de manera más competitiva.

Fusión de subsidiarias y pelea con la CFE

La empresa también ha convocado a sus accionistas para la mañana del día martes de 20 de agosto para una segunda asamblea extraordinaria en la que se planteará la fusión de las compañías Telereunión S.A. de C.V., Sierra Comunicaciones Globales S.A. de C.V., Maxcom SF S.A. de C.V., Maxcom TV S.A. de C.V., Outsourcing Operadora de Personal S.A. de C.V. y TECBTC Estrategias de Promoción S.A. de C.V. con Maxcom Telecomunicaciones S.A.B. de C.V. como la sociedad fusionante.

La primera de esas filiales, Telereunión, ha iniciado un proceso legal en contra de la Comisión Federal de Electricidad por la negativa de la CFE del 22 de marzo de 2019 de prorrogar a Telereunión un contrato por diez años más para utilizar las rutas de esa estatal en la cobertura Puebla-Veracruz-Poza Rica y en el que se establece desde el acuerdo original de 1999 que Telereunión construiría redes de fibra óptica en esas rutas como parte de su red de telecomunicaciones por un periodo de explotación de 20 años y prorrogables en automático por diez años más.

Telereunión fue adquirida por Maxcom Telecomunicaciones en el año 2006, compañía que sostiene que su ahora subsidiaria pagó por adelantado a la CFE por la explotación de los primeros 20 años y por la prórroga de diez años, por lo que el contrato con la CFE no concluyó el 23 de junio de 2019 como ha definido la dependencia, sino hasta el 23 de junio de 2029, como afirma Maxcom.

Sobre este caso, Maxcom Telecomunicaciones consiguió una medida cautelar con vigencia de doce meses o el tiempo que dure el todo juicio contra la CFE en tribunales federales.

Estados financieros presionados

Maxcom Telecomunicaciones reportó ingresos por 366 millones de pesos en el segundo trimestre de 2019, contra los 480 millones de pesos del segundo trimestre de 2018.

En tanto, su UAFIDA, equivalente al EBITDA, fue de 58 millones de pesos en el trimestre, frente a los 179 millones de pesos de un año atrás. La compañía reportó un margen de UAFIDA de 37% en el periodo abril-junio de 2018 y de 16% en el mismo lapso de 2019.

Los costos de operación de red representaron para Maxcom 214 millones de pesos, 24% más que en el segundo trimestre de 2018. Maxcom invirtió 41 millones de pesos al desarrollo y mantenimiento de su red de telecomunicaciones en el trimestre.

La empresa tuvo una pérdida neta de 93 millones de pesos entre abril y junio de este año y cerró el trimestre con 32,910 clientes únicos que le tienen contratado algún tipo de servicio, hasta acumular 191,802 suscripciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here