Existe un crecimiento explosivo de banda ancha móvil y aun de los suscriptores al servicio de telefonía celular. La demanda de contenidos, así como mucho del crecimiento exponencial del tráfico en Internet, está siendo cursada en las redes inalámbricas y el video es el tipo de tráfico dominante. Entonces, el mundo necesita un manejo mucho más eficiente del espectro y las redes Inalámbricas están en el corazón de esta tendencia.

La transición de 2G hacia la adopción de 3G y posteriormente de 4G fue lenta en general en América Latina, aunque se prevé que la adopción de 5G será más rápida que sus antecesores. Podríamos deducir que la gente que sí puede comprar un equipo más avanzado LTE y eventualmente 5G lo hará, pero que el resto de los consumidores encontrará difícil llevarlo a cabo, ya sea por la barrera de entrada en precio, combinado quizá por una barrera de comprensión de la tecnología digital.

“para alinear la regulación y la tecnología se debe comprender la visión y la razón detrás de un programa nacional de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones..”

— Guillermo Solomon —

Por ello, disminuir la barrera de entrada es MUY importante.

El manejo del espectro está alcanzando cada vez un papel más preponderante y conlleva a un mucho mayor reto para aquellos que se dedican a su administración.

Hay que hallar formas y soluciones que permitan que todos los nuevos productos y servicios que traerán estas nuevas tecnologías, tengan crecimiento ininterrumpido y a largo plazo. Es tiempo de buscar formas innovadoras para hacer más eficiente el uso del espectro y compartir cada vez más sus beneficios.

La regulación y la tecnología                          

Es muy difícil que ambas cosas vayan a la par y de la mano, pero no es imposible. ¿Cómo hacemos que las políticas públicas puedan coincidir con la tecnología que avanza tan rápido y con la dinámica de los mercados?

Aquí un ejemplo. En el Foro Inteligencia Artificial y IoT en Ciudades Inteligentes llevado a cabo el 30 mayo de 2019, Brasil propuso que no paguen impuestos para Internet de las Cosas, de modo que se estimule el sector, que está fuertemente tasado con impuestos de más de 40 por ciento.

Entonces, para alinear la regulación y la tecnología se debe comprender la visión y la razón detrás de un programa nacional de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.  La pregunta es… ¿cuál es el plan para ejecutar esa visión?

Aquí tratamos de ofrecer un marco para un programa nacional de TIC. Este marco es la clave de la transformación. Enlaza sectores clave de la industria con cuatro plataformas fundamentales: una infraestructura de TIC (que incluye seis bloques tecnológicos) y tres habilitadores (talento, políticas regulatorias y dinero).

Los 3 pilares de la regulación para 5G

Por lo pronto, me gustaría que nos enfocáramos en tres pilares en cuanto a la regulación que les propongo para 5G: espectro, infraestructura y economía.

En cuanto al espectro:

  1. Se debe asignar suficiente espectro y los bloques deben ser contiguos para que las redes funcionen de forma óptima y así se puedan lograr mejores costos y, por lo tanto, precios.  Deben de incrementarse los topes para tener cantidades razonables e internacionalmente competitivas.
  2. Debe asegurarse un balance de espectro entre los operadores para que se pueda dar una real competencia.
  3. También, las redes 4G y 5G van a co-existir durante varios años, por lo que se necesitará la implementación de nuevas tecnologías y mucho más espectro agnóstico.

Por lo tanto se necesita que todo el espectro sea tecnológicamente neutral, que sean los operadores los que decidan dónde y cómo usarlo. El espectro no debe asignarse por servicio o tecnología (voz, datos, video, 2G, 3G, 4G, 5G), pues se pierde flexibilidad y va en contra de la lógica de la tecnología, su migración paulatina y, por lo tanto, el negocio.

En cuanto a la infraestructura:

  1. El nuevo espectro asignado necesitará muchos más sitios, por lo que el derecho de vía es más importante que nunca; en otras palabras, la regulación debe permitir que cualquier instalación pueda convertirse en un sitio celular.
  2. Sin fibra en el transporte NO habrá 5G, por lo que también el derecho de vía para la fibra será fundamental.  El gobierno debe poner a disposición de los operadores sus propiedades e infraestructura pública para que puedan instalar en ellos sitios y fibra.
  3. Se debe regular que los desarrolladores dejen preparado el sistema de ductos para los operadores, tanto en los accesos viales como hacia las casas habitación. Lo mismo cualquier desarrollo de vía pública.

En cuanto a economía:

  1. Crear un ambiente fiscal donde se impulse la adopción de nuevas tecnologías por parte de los operadores en el despliegue, y por parte de los usuarios en las terminales. De la misma manera como se le dan preferencias y beneficios a las personas que tienen un auto que no contamina.
  2. Se van a instalar tantos nuevos micrositios que va a ser lógico compartir infraestructura en muchos casos, lo que además hace que la preferencia por un operador u otro sea por servicio y oferta y no sólo por cobertura.
  3. 5G va a cambiar la dinámica de la inversión para los despliegues de infraestructura. Por las características de las frecuencias ultra altas y milimétricas, los despliegues dentro de edificios (indoor) serán una condición sine qua non, por lo que tiene sentido que los dueños de un centro comercial, edificio de oficinas, aeropuerto, estación de trenes y autobuses inviertan en sus propias redes 5G donde tres o cuatro operadores puedan conectarse como Operadores Móviles Virtuales. Para estos nuevos actores, se crea un nuevo negocio, y para los operadores tradicionales se aligera la carga de la inversión.
  4. Internet de las Cosas será sumamente exitoso y, por lo tanto, habrá muchas cosas conectadas y emitiendo información, por lo que la privacidad del manejo de datos debe ser vigilada y garantizada, pero cuidando que no se convierta en un cuello de botella.

Los marcos regulatorios deben apoyar la innovación 5G

Para lograr los objetivos de que 5G sea una realidad, muchos países de América Latina ya determinaron una hoja de ruta, entre ellos Brasil, Colombia, Chile, México, Perú y Uruguay.

Los desafíos son claros:

  1. Lograr licitaciones SIN fines recaudatorios.
  2. Menos impuestos para lograr un rápido despliegue de las redes nuevas y una menor barrera de entrada para el usuario final.
  3. Finalmente, una mejora de las reglas a favor de facilitar el despliegue de infraestructura (derecho de vía y otros permisos).

Acciones

Acción #1: cobertura complementaria 4.5G en capas de capacidad

La primera acción que hay que tomar es considerar para la arquitectura nueva las multicapas de espectro y poner la densidad de sitios y celdas adecuadas; dependiendo de las exigencias posibles de tráfico por densidad de población, considerando que todas ellas pudieran funcionar con LTE a través de soluciones como Cloud Air, que dinámicamente transfiere el espectro de una tecnología a la otra dependiendo del tráfico.

Acción #2: aplicación de tecnologías clave para evolucionar a 4.5G y dejar listos los sitios para 5G

La segunda acción que hay que tomar es preparar la agregación de operadores para poder hacer efectivo el ancho de banda de la multicapa. Asignar la banda de 700 MHz con tecnología neutral y, por lo menos, 15 o, inclusive mejor, 20 MHz por bloque.

* Escalar la red a 256 QAM.

* Utilizar Cloud Air para optimizar el uso del espectro y hacer una migración suave de usuarios.

* Escalar las bandas actualmente asignadas en LTE a MIMO 8T8R y asignar la banda de 3.5 GHz para un despliegue TDD en LTE de 32T32R MIMO y dejarlo preparado para 5G.

* Finalmente, utilizar una parte residual de 850 MHz para NB IoT y empezar a impulsar servicios inteligentes como medidores, luz pública, agricultura, logística, transporte, salud, retail, etcéte.

Regulaciones para la convergencia de la industria, la inclusión digital y la rentabilidad de inversiones

Las regulaciones deben apoyar la convergencia de la industria a corto y largo plazos, así como favorecer la inclusión digital y ña rentabilidad de inversiones.

Las redes IMT están proporcionando la plataforma para servir a un número creciente de industrias verticales. Las regulaciones no deben agregar restricciones a la introducción de dichas plataformas, por ejemplo: NB-IoT, Cellular Vehicle to Everything (C-V2X), IMT para trunking y protección pública y operaciones de socorro (PPDR), etcétera.

Los reguladores también deben considerar la posibilidad de facilitar estrategias a futuro para apoyar la convergencia entre las redes de transmisión de TV y los sistemas IMT.

El uso futuro del espectro UHF será un tema importante en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-23), que tuvo ya discusiones clave a partir de la CMR-19.

Uno de los objetivos principales de 5G es proporcionar conectividad inalámbrica a industrias verticales, más que mejorar el rendimiento de las generaciones anteriores de tecnologías móviles. El éxito de 5G dependerá, por lo tanto, de una colaboración positiva entre la industria de las telecomunicaciones y una amplia gama de usuarios industriales potenciales de redes 5G, que van más allá del sector de las telecomunicaciones.