Mercedes-Benz parará la última semana del año por la falta de chips

100

Cinco días

Nuevo parón en la fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria por la falta de semiconductores. La marca de la estrella ha comunicado a la plantilla que dejará sin actividad las instalaciones alavesas durante la última semana del año, con cuatro jornadas de trabajo, los días 27 al 30.

La planta, con 5.000 trabajadores, acumula 27 días de parada este año por la escasez de chips en el mercado. Estos equipos se fabrican en su mayoría en Asia y hay un colapso de la logística internacional que afecta a varios sectores, especialmente al de automoción.

De todas formas, los responsables de la filial de Daimler mantienen para 2021 la previsión de fabricación de 134.561 unidades en Vitoria. El problema de los chips se agravó tras la vuelta de las vacaciones de verano. En el caso de Mercedes-Benz le supuso dejar el ensamblaje de unidades desde el 30 de agosto hasta el 21 de septiembre.

Cada semana sin actividad, con cinco jornadas laborales con tres turnos de trabajo cada una, el grupo deja de fabricar 3.600 unidades. Para la próxima semana no hay cambios, aunque Mercedes-Benz no activará la posibilidad de operar el sábado 20 de noviembre.