Metaverso de Facebook; un mundo para privilegiados

42

ConsumoTIC Alejandro González

La idea de un mundo paralelo y virtual al que vivimos está cada vez más cerca. El Metaverso de Facebook es el anuncio de la llegada de este nuevo mundo en donde el ser humano convivirá.

En él podremos hacer muchas cosas, bastará con colocarse unos lentes de realidad virtual para ir a la escuela, acudir al médico, jugar una cascarita con los amigos, asistir a conciertos o eventos deportivos, visitar a tu mamá, ir al banco, y muchas otras cosas más, todo ello sin salir de casa.

Sí se trata de una revolución tecnológica que sólo habíamos visto en películas o leído en libros de ciencia ficción, pero poco a poco será una realidad pues la tecnología y las redes de telecomunicaciones sobre las que funcionará, ya existen.

Mark Zuckerberg calificó al Metaverso como el siguiente nivel de internet, en donde en lugar de estar frente a una pantalla para navegar o interactuar, la cosa será más realista o vívida pues lo haremos a través de avatares u hologramas.

¿Se han imaginado poder visitar/caminar por el MET de Nueva York sin ir a Nueva York? ¿Qué tal asistir a un Gran Premio de la Fórmula 1 sin estar físicamente? ¿Qué tal pasear por los Campos Eliseos sin siquiera tomar un vuelo hasta Paris?

Seguramente han utilizado la función de Street View de Google Maps, pues hagan de cuenta que vamos a poder navegar así, pero de manera inmersiva.

Bueno pues, todo eso que podremos hacer en el Metaverso suena increíble, pero hay algo que no debemos perder de vista: serán servicios sólo para privilegiados.

Sí, sólo los privilegiados que tenemos acceso a internet de banda ancha y a dispositivos como gafas de realidad virtual e incluso a las habilidades tecnológicas que, aunque parezcan muy sencillas, millones de personas ni siquiera saben navegar en línea o bajar una app porque ni siquiera conocen internet.

No hay que olvidar que por ejemplo, en México hay alrededor de 40 millones de personas que no tienen acceso a internet, es decir, es alrededor de la tercera parte de la población mexicana, y una buena parte no es ni siquiera porque vivan en zonas alejadas donde no hay infraestructura, sino porque simplemente no cuentan con los recursos económicos para pagar un servicio de internet y menos para comprar una computadora, tableta o teléfono inteligente.

Imaginemos entonces la brecha digital, de conocimientos, de acceso a servicios de cualquier tipo, como la educación y la salud, que aumentará con la llegada del Metaverso.

¿No lo creen?