México | A 71 años de la primera transmisión de televisión abierta, los desafíos de la industria se concentran en la innovación

186

Business Insider Liliana Corona

La primera transmisión oficial de televisión abierta en México ocurrió el 31 de agosto de 1950. Las primeras imágenes fueron del cuarto informe de gobierno del presidente Miguel Alemán, según cuenta Andrew Paxman en “El Tigre”. A 71 años de ese hecho, la industria de la televisión en el país tiene que ir por su nuevo hito de innovación para mantenerse en el gusto del público.

Desde entonces, la consolidación de empresas, el crecimiento del modelo comercial y la llegada de nuevos competidores son parte del panorama de la industria. De hecho, el desarrollo de servicios de streaming presiona a las empresas de televisión abierta. 

Por ejemplo, datos de Statista indican que entre 2009 y 2019 el tiempo que se destinaba a ver televisión abierta en el país bajó de 3.2 horas a 2.5 horas.

Este es el momento de arriesgar y utilizar el poder de producción para entrar al mundo del streaming, opinan algunos analistas.

“Las televisoras deben arriesgarse, innovar, pensar que tienen muchos elementos para poder hacer equipo: tienen presupuesto, talento, tienen quien pueda sacar adelante el asunto”, dijo a Business Insider México Claudia Benassini, investigadora de la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación de La Salle.

Y Televisa tiene muy claro que debe fortalecer su oferta de streaming y trabaja en la fusión con Univision para lograrlo.

Televisa apuesta por la conquista del streaming con su fusión con Univision

La empresa mexicana Televisa está en la cima de las compañías de producción de contenidos en español. Sus orígenes se retratan en el libro de Paxman y Claudia Fernández. Este tuvo una nueva introducción debido a la edición del vigésimo aniversario de su publicación.

Ahí, Paxman detalla una nueva etapa en la televisora con la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador. Por su política de austeridad, destina menos dinero a la compra de publicidad oficial. Esto obliga a las televisoras y medios de comunicación a ser más creativos para atraer publicidad privada. Y todo justo en medio de una pandemia.

Pero Televisa apuesta por la fusión con Univision para crear un ecosistema de contenidos. “El objetivo del acuerdo entre Televisa y Univision es sumar activos en materia de producción y distribución de contenidos de ambas empresas a través de televisión abierta, televisión de paga, digital y streaming; creando un ecosistema que atenderá la creciente demanda de contenidos para 600 millones de hispanoparlantes”, contó Televisa a Business Insider México.

De hecho, la empresa anunció que antes de que termine el año concretará su fusión con Univision. “Ambas empresas abarcan más de 300,000 horas de programación. A esto se suma la capacidad de producción de Televisa, que el año pasado produjo más de 86,000 horas de contenidos de entretenimiento, deporte, noticieros y eventos especiales”, agregó la empresa por escrito.

El reto de la televisión abierta en México es la originalidad y la innovación

Todos estos recursos deben ir encaminados a ser un jugador en las plataformas de streaming, también conocidas como over the top (OTT); algunos ejemplos son Netflix y Prime Video.

México es tierra fértil para estas plataformas pues lidera la adopción del streaming en la región. Siete de cada 10 mexicanos ven una plataforma de streaming todos los días, incluso 65% del consumo de televisión se hace por esta vía, según el estudio CTV in Latam: The Future Forward de Magnite, plataforma de publicidad omnicanal.

Si bien empresas como Televisa y TV Azteca tienen experiencia en producción, ahora se enfrentan con la variedad de contenidos de otras plataformas OTT. Según lo atractivo de los contenidos, Televisa —especialmente— puede optar por atraer a anunciantes o revender sus producciones.

“Para obtener ingresos, no solo es el tema de publicidad, ya estamos considerando la calidad del contenido. La publicidad tiene dos estrategias tradicionales: una es abordar espacio digital —pero compite con empresas digitales relativamente nuevas— o poner en medio de alguna novela un contenido comercial, ‘product place’”, dijo Jesús Romo, director de Telconomia.

Además, Romo agregó que la consolidación de empresas puede ayudar a plantear nuevas estrategias de publicidad. “El futuro es hacer publicidad por medios digitales y cada vez más dirigida para que sea relevante para los usuarios”, destacó.

Por su parte, TV Azteca también tiene interés en llevar su presencia a canales digitales. Recientemente, lanzó seis canales en vivo a través de Prime Video —de Amazon—; mientras que promociona en su canal tradicional, la televisión abierta, su presencia en este OTT. Sin embargo, todavía no logra repuntar el precio de sus acciones respecto a su mejor momento.

La televisión abierta en México sobrevivirá a sus rivales digitales solo si desafía sus fórmulas

Si bien el modelo para captar ingresos por publicidad o contenidos debe cambiar para impulsar las ventas, estas empresas deben cuidar sus otros negocios.

“Los ingresos por publicidad y contenidos ya no son el principal ingreso de las televisoras sino otras unidades de negocio; como las telecomunicaciones para Televisa. O incluso no es el principal negocio de Grupo Salinas o Grupo Imagen. La diversificación es parte de la estrategia que han adoptado —y deben continuar— para adaptarse a los cambios”, explicó Jorge Bravo, director general de Digital Policy & Law.

Luego del anuncio de la fusión de Televisa y Univision, sus acciones mejoraron en lo que va del año. 

Tras el anuncio de fusión con Univision, las acciones de Televisa remontaron en precio.

Este momento de coyuntura puede ser la oportunidad para que la televisora se lance por la producción de nuevos temas y abandone —en alguna medida— la dependencia a los temas ya conocidos.

“Para alcanzar a los jóvenes hay que producir cada vez más en inglés”, dijo Paxman sobre las audiencias de origen hispano en Estados Unidos, a propósito de la fusión Televisa-Univision.

Al respecto, Vector Casa de Bolsa señaló que incursionar en plataformas OTT puede ser muy conveniente para la industria de televisión abierta. «A inicios del próximo año se espera que Televisa-Univision lance una nueva plataforma OTT de video bajo demanda con publicidad; justamente para adaptarse a esta nueva tecnología y a la creciente preferencia de los consumidores por este tipo de servicio».

Por su parte, Benassini recomienda a las televisoras olvidar la fórmula de las “telenovelas con la mexicana y el güero”; también, deben ofrecer una mejor mezcla con programas de concurso más interesantes.

Los analistas coinciden en que todavía hay oportunidad para explotar la televisión abierta como fuente de ingresos. “Aún se puede innovar, tanto en formatos como en temáticas y ventanas de distribución; incorporando otras plataformas para permitirle a la audiencia consumir el contenido de acuerdo a sus requerimientos, necesidades y nuevos hábitos”, dijo Bravo.

Aunque cada vez que llega un nuevo medio y la amenaza de desaparición es latente —como se decía de la radio contra la televisión—, las empresas de televisión abierta aún pueden dar sorpresas para este medio.

Al cierre de esta nota, TV Azteca no estuvo inmediatamente disponible para responder a Business Insider México.