México | Admite Cuevas error en caso de acoso

117

Reforma Ailyn Ríos

Adolfo Cuevas, presidente interino del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), admitió que actuó de forma poco correcta en el caso de acoso que una trabajadora denunció este año.

En septiembre pasado se dio a conocer, a través de una carta de trabajadoras del IFT, el encubrimiento de acoso sexual y laboral que desde 2020 una colaboradora sufrió por parte de Manuel Alejandro Hernández Mexia, director general de Supervisión y Verificación de Regulación Asimétrica, quien era su superior jerárquico.

La trabajadora denunció los hechos ante el Comité de Prevención y Atención de Casos de Violencia del IFT y aunque se acreditó el acoso, solo se recomendó amonestar al director.

Posteriormente, a la afectada se le notificó su cese por “pérdida de confianza” sin mayor explicación, con efectos inmediatos, revictimizándola.

“Fue un error mio de concepción, pero a partir de ese aprendizaje y reconocimiento del error (es necesario) tener un marco que prevenga esos casos en un futuro y que brinde medidas mejores y más confiables para evitar el riesgo de violencia.

“Mi error fue que la información que dio pie al cese de la servidora fue obtenida en el transcurso y con motivo de la renuncia que ella misma había presentado. Consulté a cuatro especialistas, dos externas y dos internas, que me confirmaron que había sido indebido”, explicó Cuevas.

La mujer denunciante de acoso sexual y laboral fue reincorporada al Instituto, y aunque no elimina el daño, matiza una de las consecuencias de la situación, consideró Cuevas.

Posterior a este hecho se creó en el IFT un grupo de trabajo integrado, en un primer momento, por mujeres, quienes se podrán auxiliar de especialistas en la materia para asesorar los procesos que lleva a cabo el Instituto.