México | Ajusta Nissan producción por chips

121

Reforma Frida Andrade

La escasez de chips ha provocado que la planificación de Nissan para fabricar autos sea de manera semanal, cuando se solía hacer para tres o hasta seis meses, dijo José Román, presidente y director general de Nissan Mexicana y NIBU.

Nissan, que cumple 60 años en México, continúa ofreciendo sus autos con las mismas amenidades que se pueden conseguir con los chips, pero para adaptarse a la situación planifica en tiempos menores y ha realizado paros de sus líneas de producción, momentos que aprovecha en otras actividades.

“Aprovechamos para hacer mantenimientos de las plantas, para tener entrenamiento de la gente y vamos trabajando en el día a día, lo que no se puede planear es la producción de los próximos seis meses.

“Por eso lo que hacemos es un trabajo muy ágil y planificamos de semana a semana, no es lo normal, pero creo que necesitamos esta flexibilidad en estos momentos y estamos seguros que esto no será de largo plazo”, explicó el directivo en entrevista.

Por esta razón se han tenido que cambiar un poco los procesos para no planificar a largo plazo y ser más reactivos a la actual situación, así que apenas reciben chips de sus proveedores y son enviados al área de producción.

Las planificaciones son a corto plazo y ahora los inventarios son más pequeños, por lo que uno de los temas que cambiará en la industria automotriz es el “just in time”, explicó Román.

“En general nosotros de Nissan Mexicana no hemos tenido tanta afectación, creo que lo hemos ido manejando bastante bien, pero realmente es una situación intermitente y se maneja modelo a modelo.

“Hemos manejado planificaciones, yo diría mensuales y hasta semanales, vamos planificando así la producción de nuestros coches”, detalló.

Agregó que la proveeduría de chips a nivel internacional se podría estabilizar dentro de seis u ocho meses.

El grueso de las empresas proveedoras para la industria automotriz se ubica en Malasia, país donde el Gobierno detuvo desde hace un mes el funcionamiento de fábricas, entre ellas las que manufacturan chips, por brotes de Covid-19, lo cual complica el abastecimiento, expuso.

Antes de esta situación las empresas de Malasia estaban rebasadas en capacidad por la alta demanda, así que decidieron invertir para aumentar sus volúmenes de producción y ahora que lo lograron la mayor y actual complicación que se está dando es el rebrote en ese país.
Nissan Mexicana cuenta con 15 mil colaboradores y tiene 230 distribuidores.

Durante el acumulado de enero a agosto de este año, esta marca lideró las ventas a nivel nacional de autos al representar 21 por ciento del mercado nacional.