México – ALAI critica lineamientos de la neutralidad de la red del IFT

Los lineamientos sobre gestión del tráfico en la red propuestos por el IFT carecen de definición exacta y no deben basarse en consideraciones comerciales o subjetivas, advirtió la organización.

1124

En desacuerdo con el anteproyecto sobre la neutralidad de la red que elaboró el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI) dijo que se debe adoptar un marco regulatorio para asegurar que los proveedores de servicio de Internet (ISP, en inglés) no tengan el poder de bloquear, limitar o priorizar el tráfico. De lo contrario, se perjudicaría la libertad de elección del usuario y la salvaguarda de una Internet abierta.

La propuesta del IFT contempla que los ISP puedan restringir, obstruir o incluso negar el acceso a contenidos, aplicaciones o servicios en situaciones de emergencia, de “seguridad nacional”, a petición de una “autoridad competente” (sin especificar cuál) o del usuario final. Estas medidas atentan contra la libertad de expresión, el derecho a la información y a la privacidad de las personas, advirtió ALAI.

Por ello, la organización, integrada por firmas como Google, Amazon, Facebook y Mercadolibre, hizo un llamado al Instituto para que defina los lineamientos de neutralidad de la red con base en “criterios técnicos objetivos bajo los principios de transparencia, no discriminación y proporcionalidad, y no en consideraciones comerciales o subjetivas”, pues hasta ahora carece de limitación o definición exacta.

ALAI también cuestionó el artículo 7 del anteproyecto que permite que las compañías brinden servicios diferenciados con la posibilidad de que terceros auspicien el consumo de datos. Para vigilar los términos y condiciones de este tipo de acuerdos, el IFT tendría que revisar ex post cualquier oferta que pueda vulnerar la neutralidad de la red y la competencia, señaló.

Con este enfoque, el regulador mexicano cuidaría que cualquier persona o grupo con algún proyecto innovador pueda competir con las grandes empresas de aplicaciones digitales, al igual que fomentaría la pluralidad de contenido y voces en Internet.

La asociación además recomendó al IFT que reconsidere las reglas respecto a los servicios especializados, pues el actual planteamiento abre la puerta para que los ISP creen carriles rápidos para navegar en Internet a quienes puedan pagarlos, en detrimento de la inclusión digital.

A menos de 10 días de que el IFT cierre la consulta pública sobre dicho anteproyecto, el organismo ha recibido más de 2 mil comentarios: la mayoría de ellos en contra de la propuesta, y ha enfrentado fuertes críticas por parte de la coalición Salvemos Internet, liderada por organizaciones sociales como la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D).

La ALAI se une así a los frentes que desaprueban la propuesta del regulador, e incluso señaló que durante el debate de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión se descartaron medidas similares a las que ahora plantea el IFT, por lo que le preocupa que el organismo haya hecho caso omiso a este precedente al volver a introducirlas.