México: el impacto socioeconómico de la Red Compartida se apreciará en 2020 ó 2021

0
1254

Cómo medir el impacto de la política pública que engloba la Red Compartida fue un desafío para el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) de México, ya que hasta el momento no se puede llevar a cabo una evaluación de datos socioeconómicos de la red, porque los efectos aún no se han materializado.

Para realizar una aproximación, el organismo publicó en febrero un documento para evaluar los resultados de corto plazo de la iniciativa obtenidos en el ejercicio 2018. Para eso se elaboró una “teoría del cambio” para la Red Compartida: el modelo de la cadena de resultados que permite identificar los elementos que de forma secuencial y causal determinarán el beneficio esperado.  

La Red Compartida logró el primer hito de cobertura, 32 por ciento de la población agregada en marzo de 2018, y el objetivo de dar inicio de operaciones, tras la firma de su primer contrato con clientes en el mismo mes del año pasado.

Pero a fines de 2018, ninguna de las 20 empresas que firmó un contrato con Altán, el concesionario de la asociación público-privada, había incorporado en sus ofertas minoristas los servicios que adquiere a la Red Compartida.

El análisis estima que el impacto en los usuarios de servicios de telecomunicaciones y en la economía en general comenzará a evidenciarse sustancialmente en los mercados en aproximadamente en 2020 ó 2021.

Un dato cuantitativo que pudo destacar el informe es que el efecto multiplicador de la inversión que realizó Altán en 2016-2017 fue de 3 mil 360 millones de pesos, es decir, que por cada peso invertido por el despliegue de la Red Compartida (en este periodo se invirtieron 2,352 millones de pesos), se multiplica aproximadamente por 1.43 pesos en el ingreso general.

Entre las compañías que ya firmaron contrato con Altán se encuentran Islim Telco, Dish, Megatel, GurúComm, Movistar, Telecable, Cablecom, Bestel, Blue Telecomm, Megacable, entre otras.

El informe destaca que la red es atractiva para todo tipo de proveedores, tanto para nuevos entrantes como para establecidos.

Asimismo, estima que para mediados de 2019 se podrá realizar una muestra representativa de cómo la Red Compartida mejora la calidad de servicio “ya que para esas fechas y de acuerdo con la tendencia que se observa en el número de clientes que Altán Redes va incorporando, se contará con un número de usuarios de sus servicios y en consecuencia tráfico de datos por medio de la Red”, determina el estudio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here