México | El polémico acuerdo para telecom

82

Reforma Clara Luz Álvarez

“(…) es un acuerdo para agilizar trámites y que por los trámites burocráticos no se detengan las obras, que se pueda dar la confianza a las instituciones y a las empresas (…) para que los trámites que tienen que hacer para la realización de las obras sean más expeditos y que se les dé también tiempo para presentar toda la documentación (…) es un asunto interno entre dependencias”, fue lo que dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador a propósito del polémico acuerdo que da instrucciones a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal para autorizar provisionalmente la presentación/obtención de dictámenes, permisos o licencias para iniciar proyectos de infraestructura, incluyendo de telecomunicaciones, que sean de interés público y seguridad nacional o prioritarios y estratégicos para el desarrollo nacional, y que estén a cargo del Gobierno de México (DOF vespertino, 22 de noviembre de 2021). ¿Qué implicaciones puede tener para el sector de telecomunicaciones?

Generalidades. Independientemente de que el acuerdo tiene claros visos de inconstitucionalidad y cita a las telecomunicaciones junto a otras infraestructuras, no la va a beneficiar/afectar. El acuerdo es del titular del Ejecutivo Federal en el que instruye a dependencias e instituciones del Poder Ejecutivo Federal. Esto es, el acuerdo no está dirigido al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ni a las autoridades estatales ni municipales, además de que, si las hubiere instruido, el Presidente de la República carecería de facultades.

Para cuestiones de concesiones para uso de frecuencias o para prestar servicios de telecomunicaciones, el IFT es la autoridad competente. Para despliegue de infraestructura, debe recordarse que con base en el Artículo 115, Fracción V, de la Constitución, los municipios tienen facultad en materia de desarrollo urbano y muchos de los retos para el despliegue de infraestructura de telecom es precisamente a nivel municipal.

Proyectos de Telecom. Está el proyecto de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos (CFE Telecom) y el Sistema Satelital Mexicano (Mexsat) directamente a cargo del Gobierno federal, y la Red Pública Compartida Mayorista (RPCM) en Asociación Público Privada del Gobierno federal con Altán Redes (hoy en concurso mercantil).

De la poca información públicamente disponible, CFE Telecom pretende llevar servicios de telecomunicaciones a zonas sin servicios, mediante el despliegue de 3 mil kilómetros de fibra óptica, la instalación de antenas de celular 4G-LTE y enlaces de radio de microondas y satelitales. Si bien existen autorizaciones federales (p. ej. aeronáutica civil, medioambientales, zonas arqueológicas, históricas y Pueblos Mágicos) que se verían motivadas por este polémico acuerdo, el reto sigue estando a nivel municipal.

La RPCM ha enfrentado muchos desafíos, sin embargo, no ha trascendido que algunos de ellos hayan sido las autorizaciones federales. Por parte del sistema Mexsat tampoco pareciera que necesitan ese tipo de autorizaciones fast-track. Por lo que es de esperarse que el escenario de la RPCM y de Mexsat no mejore ni empeore con el acuerdo.

Oportunidad. Todos debemos coincidir en que México requiere infraestructura para fomentar su desarrollo de manera incluyente y acercar oportunidades a las regiones más rezagadas. La pregunta es cómo, y ciertamente el fin, no puede justificar los medios. A principios del siglo XX, el extraordinario despliegue de la red telegráfica fue de la mano de las redes ferroviarias. Ahora en el siglo XXI, cualquier construcción y ampliación de infraestructura para llevar servicios de telecomunicaciones a quienes no lo tienen debe aprovecharse.

Fortuna. El relanzamiento de la revista Fortuna de la periodista-empresaria Claudia Villegas es una excelente noticia, pues trata temas de negocios deportivos y economía. Además es un caso único de un medio impreso y digital especializado, cuya propiedad y liderazgo está a cargo de una mujer.