México | Expertos perfilan 2021 como el peor año en materia de ciberataques

169

Milenio Luis Pablo Segundo

El 2021 se perfila ha convertirse en el año más peligroso para México en cuanto a ataques cibernéticos se refiere, tanto en hogares como en empresas, pues en febrero se registraron 15 millones de atentados y en los primeros ocho meses el número de agresiones se igualó a lo reportado en 2020.

Según el informe “Panorama de Amenazas en América Latina 2021” elaborador por Kaspersky, el incremento se estos ataques se debió a la implementación de nuevas maneras de trabajo, comunicación e incluso convivencia por la pandemia.

Respecto a ello, KIO Networks, empresa mexicana especializada en servicios de TI, ha hecho énfasis en la necesidad de que todas las organizaciones, de todos los giros y tamaños, tengan presente que invertir en ciberseguridad debe ser una de sus prioridades.

“El trabajo vía remota ha hecho que millones de personas en todo el mundo trabajen desde sus hogares y dispositivos propios, esto representa más “puertas” que cuidar ante cualquier ciberataque y las organizaciones, así como sus propios colaboradores, deben estar capacitadas y preparadas”, afirmó Gustavo Chapela, director de KIO Cyber Security y especialista en la materia.

Por otro lado, de acuerdo con el “Panorama del Ecosistema de Ciberseguridad”, desarrollado por Endeavor, con el apoyo de PayPal y KIO Networks; en México, 65 por ciento de las empresas enfocadas al e-commerce y fintech sólo destinan entre 1 y 5 por ciento de su presupuesto total a la ciberseguridad.

Si bien a partir de la pandemia, 27 por ciento aumentó su inversión, los números aún están lejos de representar un sector preparado para ataques cada vez más sofisticados, señalaron las empresas.

Además, únicamente 18 por ciento de las organizaciones acuden a una empresa especializada en ciberseguridad, mientras que el por ciento, utiliza personal propio dentro del área de TI.

Finalmente, la Organización de Estados Americanos estimó que el costo total de respuesta y de recuperación ante incidentes de seguridad digital para una entidad financiera grande promedio en México equivale a alrededor de 2.3 millones de dólares al año.

Además, para una organización mediana promedio supone cerca de 634 mil 689 dólares al año, y para una firma pequeña, el promedio equivale a 317 mil 615 dólares al año.