México – Gobierno simplificará el despliegue de infraestructura en telecom: Salma Jalife

La subsecretaria comentó que se podría revisar el uso eficiente del espectro para que las frecuencias no utilizadas se usen en 5G.

676

En México, para construir redes de telecomunicaciones en beneficio de la población, aún falta que en las negociaciones entre gobierno e industria ambos actores “cedan” en sus intereses. Por su parte, el gobierno se compromete a flexibilizar la política pública para facilitar la implementación de infraestructura, prometió Salma Jalife, subsecretaria de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En el marco del foro “5G Switch: del conmutador al 5G”, organizado por Ericsson, la funcionaria afirmó que desde el ámbito público se tiene que facilitar la introducción de nuevas políticas dirigidas a las innovaciones tecnológicas, pero que el desarrollo de éstas, como en el caso de 5G, no es sólo responsabilidad del regulador sino también de los operadores.

Del lado de la industria, las compañías tendrían que considerar modificar sus modelos de negocio para ofrecer servicios de telefonía, así como banda ancha fija y móvil, en las zonas más alejadas y con menos densidad de población, señaló.

El Director de Regulación de América Móvil, Daniel Bernal, dijo que el obstáculo real radica en las regulaciones pensadas en “perdedores” y “ganadores”, puesto que el operador mexicano no tiene problema en invertir para llevar conectividad a más lugares. Subrayó que en cierta medida la regulación asimétrica y sus efectos en el mercado agravaron la brecha digital en el país.

Revisión del espectro

Uno de los elementos más preciados por el sector es el recurso radioeléctrico, materia prima para el despliegue de las redes. Especialmente, los operadores en todo el mundo demandan una gran cantidad de espectro para 5G.

Aunque en México aún se está estudiando el tema y no se han realizado implementaciones comerciales, la subsecretaria Salma Jalife sugirió que se puede hacer un balance entre las frecuencias licitadas que realmente se usan y las que no, a fin de que las últimas puedan ser aprovechadas para construir la nueva red móvil.

Sin embargo, en el tema una de las principales preocupaciones para la industria es que la compra de espectro radioeléctrico acabe con las ganancias de las empresas, puesto que así se pierden las oportunidades para invertir e innovar en los servicios, advirtió el Presidente de Ericsson para Europa y América Latina, Arun Bansal.