México | Hoja de Ruta para la 5G

69

Excélsior Alicia Salgado

La tecnología está disponible y las capacidades del ecosistema tecnológico empresarial están en pleno desarrollo e involucran inversiones por cerca de 1.5 trillones de dólares, y en México, el avance a servicios móviles de quinta generación ha sido trazado por el regulador.

Adolfo Cuevas, presidente del IFT, dio a conocer la Hoja de Ruta 2021-2025, que pone el horizonte de planeación a cinco años que incluye el desarrollo de bandas a lo ancho y largo del espectro que suman 11 mil megahertz para proveer del insumo necesario para el despliegue del internet de las cosas.

Una noticia relevante si considera la ausencia de definiciones en la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, que encabeza Jorge Díaz Arganiz, y aún cuando la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, pudiera tomar parte del liderazgo público que requiere la concreción de esa hoja de ruta que en México podría involucrar inversiones por cerca de 15 mil millones de dólares en los próximos cinco años.

Por lo pronto, como dijo Cuevas en el evento México 5G, transformación para el futuro digital el regulador, el IFT, ha decidido ser proactivo y también ser promotor de la transformación digital a partir del despliegue de la tecnología 5G.

En Europa, Francia, Alemania y Gran Bretaña están al frente en el despliegue, pero la industria y los sectores están dirigidos y acompañados de su gobierno y, ahí, como en Estados Unidos y Canadá, el costo del espectro (el pago de derechos al Estado) sólo es el que se da en la licitación sin la renta mensual que en México no sólo duplica, sino que hasta triplica el monto de la asignación.

La distorsión recaudatoria es una herencia del pasado, que bien podría este gobierno transformador resolver, porque hoy, el regulador está poniendo a disposición bandas milimétricas en frecuencias muy elevadas, pero el Estado, y particularmente el secretario Rogelio Ramírez de la O, no ha tomado decisión alguna de participar activamente para resolver la gran distorsión que implica el elevadísimo costo del espectro en México.

Somos el único país en el que por el costo del espectro fuimos capaces de reducir competencia, tenemos el nefasto primer lugar por costo de espectro en América Latina y el tercero mundial y, como dice Cuevas, esta distorsión con visión de corto plazo se ha convertido en un lastre de largo plazo para el país.

Finalizo comentándole que el IFT ha decido integrar el Comité 5G para construir con al menos 10 industrias, entre las que están la automotriz, servicios financieros, servicios de salud, agricultura, transporte y el sector público, para establecer la ruta de colaboración que facilite el despliegue. ¡Por fin el tema se mueve!

DE FONDOS A FONDO

#TelefónicaMéxico… Vaya espina que tiene clavada Telefónica Movistar, de Camilo Aya, pues a partir de su transformación a Telco Digital (operador virtual), como alternativa para mantener su viabilidad como negocio operativo, hoy enfrenta un litigio inagotable con Spica Telecom, quien fuera su socio comercial en el extinto programa de zonas rurales.

Le comenté un par de meses atrás del caso. Parece que la semana pasada se le notificó a la SHCP y al IFT, que Telefónica deberá mantener las concesiones de espectro y por tanto pagar los derechos correspondientes, lo que implica el pago de más de mil 200 millones de pesos el próximo año. Deje usted de si el asunto está en firme, sólo imagine el galimatías de pagar al Estado y también a AT&T por un espectro que fue devuelto, que ya no tiene y que ahora renta.

Telefónica ha mantenido el servicio contratado en el convenio con Spica Telecom para los sitios donde se había desplegado el servicio rural previo a la firma del convenio con AT&T, pero no puede seguir ofreciendo capacidad para que el despliegue se realice más allá de esas zonas.

Spica es la única de las cuatro empresas que se asociaron en el programa rural en demandar a Telefónica.