México I La apuesta sustentable de las empresas de telecomunicaciones

145

CNNExpansión Ana Luisa Gutiérrez

La industria de las telecomunicaciones se ha impuesto el compromiso de reducir su huella ambiental y bajar su porcentaje de emisiones de CO2 a la atmósfera. A nivel mundial, este sector representa el 2% de las emisiones, señala Diana Coll, directora de marketing y asuntos corporativos de Nokia para América Latina. El porcentaje es similar al producido por el sector de la aviación.

Pero, mientras las aerolíneas vieron un freno a raíz de la pandemia, el sector de telecomunicaciones tuvo un aumento de sus servicios y su número de suscriptores, debido a las nuevas necesidades de conexión provocadas por los confinamientos y el trabajo en casa, lo que generó que las compañías incrementasen su infraestructura. Por ello requieren implementar estrategias más ambientales.

En el caso de Nokia, para 2030 el fabricante tiene la meta de reducir en 50% sus emisiones de carbono a nivel mundial, mientras que American Tower, que no precisa el porcentaje, bajará su huella ambiental hacia 2035. Su operación en México representa sólo el 1% del CO2 que genera, un porcentaje bajo respecto a sus otras operaciones mundiales. América Móvil, por su parte, estima reducir en 52% su huella de carbono rumbo a 2030.

Las empresas de la industria, en los diferentes segmentos, llevarán a cabo estrategias como la compartición de infraestructura, la reutilización de equipos y la más importante, la eficiencia energética.

Carlos Droppelmann Haase, director de sustentabilidad para América Latina de American Tower, explica que, en México, la compañía se enfoca en su estrategia de reutilización de infraestructura. La compañía está centrada en recuperar acero de sus torres y parte del material se utiliza para nuevos proyectos o como refuerzos de infraestructura ya instalada.

“En México llevamos cerca de casi 3,000 toneladas de materiales que estamos reutilizando”, comenta.

Además, tiene una red de fibra neutra, en la que cualquier operador de telecomunicaciones, como Telmex, AT&T o Telefónica, puede montar sus servicios de voz y datos. Con esto, en la red podrá correr el tráfico de varios operadores, en vez de uno, evitando que se despliegue más infraestructura que genera emisiones de carbono.

La eficiencia energética, la clave de la sustentabilidad

Nokia, como American Tower, considera que la eficiencia energética es una parte integral de las estrategias de las compañías de telecomunicaciones para convertirse en empresas sustentables. Y, además, puede generar ahorros para el negocio: los costos operativos de energía representan para las empresas de conectividad entre el 20 y 40% de sus costos, de acuerdo con un estudio de la multinacional finlandesa.

Coll refiere que tecnología como la inteligencia artificial ayuda a determinar qué parte de la infraestructura usa más energía y en qué horarios, para optimizar el consumo.

“Los propios operadores tienen interés en disminuir su impacto ambiental. Nosotros hicimos una encuesta a 130 operadores a nivel mundial junto con la GSMA y el 78% de los operadores dijeron que requieren de una estrategia de cómo utilizar el consumo de energía, para algunos este tema ya está en su plan estratégico”, dice la directiva de Nokia.

El consumo eléctrico es también una de las fuentes de emisiones de América Móvil, por lo que las energías renovables representan para la compañía de Carlos Slim una gran oportunidad financiera, de reputación y de resiliencia, explicó la firma en respuesta por escrito a Expansión. Desde el año pasado, la empresa contempla que la energía procedente de fuentes limpias represente 50% de la utilizada en sus operaciones.

La mayor parte del combustible que consume el operador se utiliza en radiobases, ya que no pueden conectarse a la red eléctrica. Por ello, para eficientar el consumo energético, la compañía de Slim contempla dos opciones: la expansión de la red eléctrica para que alcance a las radiobases o que puedan generar energía de fuentes renovables que sean económicas y confiables para estos lugares.

American Tower también se enfila a usar más energías limpias, incluida la instalación de paneles solares, que no sólo le ayudará a disminuir su huella de CO2, también hacer más eficiente su operación.

El riesgo para estas estrategias será la reforma eléctrica que plantea el gobierno federal y cuya discusión está prevista durante el primer trimestre del próximo años, que puede ser un freno para que los operadores de telecomunicaciones logren el objetivo de reducir su huella energética.

“Estamos analizando este tema, hemos estado muy al tanto de los procesos de política energética de México. En particular, [la reforma] la estamos siguiendo muy de cerca, porque nuestro desafío es cómo podemos disminuir nuestra huella de carbono en México, considerando esas energía alternativas […] Estamos bajo análisis de ese tema y claramente podría ser un stopper de lo que estamos pensando hacer”, asegura Droppelmann Haase.

Más sustentables, más atractivas para inversores

La tendencia de convertir a las empresas en firmas sustentables no sólo impacta a la huella ambiental, también a su atractivo para invertir. Coll asegura que cuando una empresa vuelca su estrategia operativa a la sustentabilidad tiene como resultado una buena valorización de sus acciones, además de convertirse en más viable hacia el futuro para los inversores.

Droppelmann Haase señala que, en el caso de México, se ha iniciado un proceso en materia de sustentabilidad muy fuerte, que está asociado al desarrollo de estándares internacionales, que busca satisfacer las demandas tanto de los clientes como de los inversores.