México I Los contenidos religiosos: un negocio rentable para las radiodifusoras

122

CNNexpansión Ana Luisa Gutiérrez

El director de Observatel comenta que en un contexto en el que el Ejecutivo y estos grupos religiosos tienen comunicación, es necesario que Gobernación y el IFT estén más coordinados para verificar que no se viole la Ley de Asociaciones Religiosas.

“Podría decirse que ahora hay un entorno más favorable para que este tipo de asociaciones y ministros de culto para que tengan acceso a estaciones de radiodifusión, por eso Segob debe estar autorizando este tipo de transmisiones”, expresó Hernández Tafoya

Los contenidos religiosos en México buscan su espacio en la radiodifusión, y aunque la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público (LARCP) prohíbe que algún grupo de culto explote una concesión de radio en el país, han encontrado la manera de hacerlo: arrendando espacios.

Actualmente, la radio en México pasa por una transformación para adaptarse a las nuevas formas de consumo de contenidos y la generación de nuevos modelos de negocio, que permita a las empresas de radiodifusión generar ingresos. Algunas han optado por rentar sus frecuencias: Grupo ACIR, por ejemplo, lo hace con la 1260 de AM, que emite La Guadalupana.

“Es una práctica que empezó en la televisión. Por ejemplo, Televisa rentaba espacios temporales a grupos religiosos”, dice Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi). “Pero no se justifica que todo el día haya mensajes religiosos, sin embargo pasa porque estos grupos religiosos tienen dinero y una audiencia de feligreses dispuestos a recibir sus mensajes. Es un circulo virtuoso para ellos pero es una situación comprometedora porque no tienen permiso para tener concesiones y no deben tener una presencia permanente”, añade.

Entre las emisoras de tinte religioso están Radio Tepeyac que se transmite por 93.3 FM en San Cristóbal de las Casas; Palabra Viva en el 107.7 FM en Chihuahua; Radio Omega del 830 AM en la Ciudad de México; Radio Rhema JCV en el 88.7 FM en Jalisco, entre otras.

Michel Hernández Tafoya, director del Observatorio de las Telecomunicaciones de México (Observatel), opina que la subjetividad o falta de claridad en la Ley de Asociaciones Religiosas abre un espacio gris que aprovechan las personas que están interesadas en transmitir contenido religioso. “A mí me parece que es una forma de darle la vuelta al espíritu y a la esencia de la Ley de Asociaciones Religiosas”, dice.

La Secretaría de Gobernación, que no estuvo disponible para dar comentarios, es la encargada de avalar este tipo de contenidos y el IFT de no otorgar concesiones de radiodifusión a grupos religiosos.

Adolfo Cuevas, presidente interino del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), explica que ni la Constitución ni la Ley de Asociaciones Religiosa prohíben expresamente que haya contenidos religiosos en las emisiones de radio; lo único que no está permitido es que se le otorgue una concesión a quien esté registrado en la Asociación de Grupos Religiosos.

“Si detectamos que alguien que transmite o quiere transmitir es un ministro de las Asociación Religiosa se lo pasamos a (la Secretaría de) Gobernación. Hemos negado concesiones solicitadas porque vemos que es un ministro el involucrado. Ha pasado que Gobernación nos aclara que es un homónimo y entonces la otorgamos. Pero sí tenemos comunicación con gobernación”, precisó Cuevas.

Gobierno y religión, se acercan

El presidente Andrés Manuel López Obrador abrió el debate sobre si se debe otorgar concesiones a grupos religiosos cuando se reunió con la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) en 2019. Ese mismo año, el IFT otorgó una concesión a la Visión de Dios, que fue retirada a la semana debido a la presión que hubo por parte de la opinión pública.

“Este caso se nos pasó y nos han acusado, y con razón, y luego buscamos solucionarlo”, admitió Cuevas.

El presidente interino del IFT es partidario de que se abra el debate en torno a que haya contenido religioso en la radio vía el arrendamiento de las frecuencias. “Sé que la mayoría tiene una visión juarista del tema pero México es un caso muy especial en el mundo. Aquí hay una apertura amplísima a lo religioso que no existe en otra parte del mundo. Yo veo útil el debate”, dijo.

El director de Observatel comenta que en un contexto en el que el Ejecutivo y estos grupos religiosos tienen comunicación, es necesario que Gobernación y el IFT estén más coordinados para verificar que no se viole la Ley de Asociaciones Religiosas.

“Podría decirse que ahora hay un entorno más favorable para que este tipo de asociaciones y ministros de culto para que tengan acceso a estaciones de radiodifusión, por eso Segob debe estar autorizando este tipo de transmisiones”, expresó Hernández Tafoya.