México I Urgen redoblar ciberseguridad

108

Reforma Charlene Domínguez

El crecimiento de la digitalización ha traído un aumento del robo de identidad, por lo que empresas y Gobierno tendrán que redoblar esfuerzos para proteger sus operaciones de estas amenazas que conllevan impactos financieros y reputacionales.

El robo de identidad es un delito al que está expuesto todo el ecosistema digital, tanto empresas de comercio electrónico como instituciones de créditos y préstamos, por ejemplo.

Se trata de un método en el cual una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida de los datos personales de otra sin su autorización, usualmente para cometer un fraude o delito, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

La identidad la constituyen datos personales como nombre, teléfono, domicilio, fotografías, huellas dactilares, números de licencia y de seguridad social, incluyendo información financiera o médica, credenciales de identificación, así como cualquier otro dato que permita identificar a una persona.

En muchos casos el ladrón de identidad utiliza la información ilegalmente adquirida para contratar productos y servicios financieros, para transferir recursos de las cuentas a nombre de la víctima a un tercero, o también para hacer compras.

“La pandemia ha traído que muchas personas recurran a medios digitales dado que tienen que permanecer en su casa.

“Eso ha provocado un alza considerable en el volumen de transacciones a través de los portales de e-commerce de las cadenas principales y esto ha incrementado los casos de suplantación de identidad”, dijo en entrevista Ricardo Robledo, director general y fundador de Tu Identidad.

La Condusef registra más de 800 reclamaciones por robo de identidad cada cuatro meses, por lo que atender la comisión de este delito es uno de los retos pendientes que tienen las empresas y el Gobierno, dimensionó el directivo.

La plataforma especializada en la validación de identidad señaló que las empresas y Gobierno tienen que llevar a cabo esfuerzos para incorporar candados de seguridad a transacciones y operaciones que se realizan en línea.

Recomendó establecer procesos de autenticación multifactoriales para asegurar que la persona del otro lado de una operación en realidad sea quien dice ser.

También es preferible hacer uso de algoritmos e inteligencia artificial programada para detectar y prevenir patrones digitales que asemejan características de robo de identidad, ya que con ello se pueden neutralizar amenazas de ciberseguridad antes de que se concreten.

¿Qué hurtan?

El ladrón de identidad utiliza información adquirida de manera ilegal para contratar productos y servicios financieros, transferir recursos o hacer compras.

ELEMENTOS QUE COMPONEN EL ROBO DE IDENTIDAD

1. Nombre.

2. Teléfono.

3. Domicilio.

4. Fotografías.

5. Huellas dactilares.

6. Números de licencia y de seguridad social.

7. Información financiera o médica.

8. Credenciales de identificación.

MÉTODOS DE AUTENTICACIÓN MULTIFACTORIALES

– Biometría facial y dactilar.

– Verificación del INE y CURP.

– Antecedentes en listas negras locales e internacionales.n Firma digital con NOM 151.

Fuente: Condusef y Tu Identidad