México | IFT a López Obrador: Presidencia no puede otorgar concesiones de telecomunicación y la de Telmex se prorrogó en 2016

792

El Economista Nicolás Lucas

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) negó que el jefe del Ejecutivo federal, por estos días Andrés Manuel López Obrador, esté facultado constitucionalmente para intervenir en la renovación o revocación de la concesión de Teléfonos de México (Telmex), empresa privatizada en el año de 1990 a favor del empresario Carlos Slim Helú y de un grupo de inversionistas mexicanos y extranjeros.

El IFT es la única autoridad sectorial y autónoma facultada por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para entregar o negar concesiones de espectro y para la operación de redes públicas de telecomunicaciones en México, como es el caso de Telmex.

El pronunciamiento del regulador de telecomunicaciones y radiodifusión derivó de un comentario lanzado en la mañana de este jueves por el presidente Andrés Manuel López Obrador, respecto a que su gobierno revalidaría la concesión de Telmex en el año 2023, siempre que esa empresa se comprometa a generar beneficios para la nación:

“A ver qué hacemos (…) Revocamos la concesión y el Estado se hace cargo o, que es lo que yo pienso, se mantiene la concesión buscando que haya compromisos en beneficio de la población, ya sea en tarifas o que se amplíe la red para que tengamos internet todos, para llegar a un acuerdo. Eso es lo que va a estar en cuestión”, declaró el presidente por la mañana.

El comentario del presidente mexicano también derivó de una mala lectura que semanas atrás hizo la revista política Proceso acerca de la vigencia de la concesión de Telmex y de las atribuciones legales del Poder Ejecutivo y del IFT en cuanto la renovación o cancelación de concesiones de telecomunicaciones. El semanario Proceso presumió que el futuro de Telmex estaba en las manos de López Obrador, que en su cruzada contra el neoliberalismo, quitaría la concesión de la empresa a sus actuales dueños en el primer trimestre del año 2023.

Inmediatamente, el IFT desmintió la publicación de la revista y aclaró que la concesión de Teléfonos de México para operar una red pública de telecomunicaciones en el país se prorrogó en el año 2016, conforme los criterios legales que a su vez establece la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), vigente desde el 2013.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones recordó que la concesión de Telmex fue prorrogada desde diciembre de 2016 y que la nueva vigencia comenzará desde el miércoles 11 de marzo del 2026.

La autoridad reguladora afirmó además que entregaría el nuevo título de concesión de Telmex en los primeros tres meses del 2023, porque entonces, en el año 2016, no se conocía con certeza cómo serían las condiciones del mercado mexicano de telecomunicaciones en el 2023, ni el ambiente tecnológico y tampoco cómo, para ese año del 2023, habrían resultado las regulaciones asimétricas que el mismo IFT impuso a Telmex y otras empresas del grupo económico América Móvil en marzo del 2014 con la meta de generar un mercado más equilibrado en cuanto competencia, cobertura, calidad y asequibilidad de servicios para los mexicanos. Por todo ello, es que en el 2016 no entregó un título de concesión con los criterios y condiciones aplicables para Telmex en los siguientes treinta años.

“Desde el pasado 1 de diciembre de 2016, el IFT resolvió, conforme a sus atribuciones constitucionales, aprobar la solicitud de la prórroga de concesión presentada por Telmex, tras acreditar que se cumplieron los supuestos previstos en la LFTR para este procedimiento (…) En la resolución se determinó que será hasta el primer trimestre del 2023 cuando el IFT entregue el título de concesión a la empresa”, dijo el regulador.

“Esta decisión se tomó al considerar que, ante el dinamismo del mercado de las telecomunicaciones y el hecho de que Telmex está sujeta a regulación asimétrica por ser parte del agente económico preponderante en el sector de las telecomunicaciones, en 2016 no se tenía la certeza de cómo evolucionarían las condiciones del mercado y los efectos que generaría la citada regulación asimétrica en los siguientes años”, aclaró.

En apego al artículo 28, párrafo decimoséptimo, de la Constitución, fue que el IFT revalidó la concesión de Telmex por 30 años más, y también con base en el artículo 15, fracción IV, de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión .

“En aras de abonar a la certeza jurídica en el sector de las telecomunicaciones, se hace pertinente dejar claro que lo expresado por el ciudadano presidente Andrés Manuel López Obrador no corresponde a los hechos ni al marco legal aplicable, toda vez que la solicitud de prórroga ya fue resuelta y no hay posibilidad de negarla, por lo que lo único que está pendiente es la entrega del título de concesión, previo establecimiento de condiciones por el IFT”.

“El IFT es un órgano técnico, con autonomía constitucional, que lo aleja de decisiones de carácter político; y actúa siempre con absoluto respeto de las facultades y el trabajo de otras autoridades”, agregó el Instituto Federal de Telecomunicaciones, autoridad que en todo lo que va del actual gobierno federal ha sido objeto de recortes presupuestales y objetivo también para ser fusionada con otras instancias de gobierno.