México | IFT frena la venta de una estación de Grupo ACIR al grupo religioso ESNE

104

El Economista Nicolás Lucas

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) paró la venta de la emisora XEL-AM 1260 KHz de la Ciudad de México a la organización religiosa El Sembrador de Nueva Evangelización (ESNE), que en agosto de 2021 se interesó por la que un día fue la frecuencia piloto de la cadena nacional de Grupo ACIR.

La organización ESNE renta hoy la señal para transmitir desde allí contenidos religiosos y transmite al aire como “Radio La Guadalupana”.

La compraventa de la estación se enmarca en un contexto generalizado en que los grandes grupos radiofónicos del país han decidido desprenderse de activos no estratégicos para dejar atrás los impactos negativos de la pandemia de coronavirus y para concentrarse en estaciones financieramente rentables de FM, como ahora mismo ocurre con diversas emisoras de la banda de AM de la capital, desinversiones que a su vez han permitido que terceras compañías de radiodifusión, principalmente regionales, ingresen al mercado de la Ciudad de México, como son los grupos Acustik, GA Radiocomunicaciones o Mas Radio Telecomunicaciones.

El 2 de agosto pasado, este medio informó que la división ESNE Radio había tomado el control de las transmisiones de la XEL-AM 1260 KHz, de la que hasta entonces era concesionaria la empresa Radio XEL, S. de R.L. de C.V., a su vez subsidiaria de Grupo ACIR

De acuerdo con el IFT, la representación legal de El Sembrador de Nueva Evangelización acudió a las oficinas del regulador el día miércoles 11 de agosto para anunciar las intenciones de Grupo ACIR y de ESNE Radio México S.A. de C.V., razón social de ESNE, para que la estación cambiara de dueño este mismo año.

Si se hubiese aprobado, esta habría sido la operación de compraventa más rápida de una frecuencia entre dos particulares desde que el IFT existe como órgano regulador, dado que la venta de la XHDL-FM 98.5 MHz en 2019, hasta ahora la más veloz en ese sentido, tardó casi tres meses en estudiarse y validarse en el IFT.

Conforme la legislación aplicable a esa compraventa, ESNE y Grupo ACIR estaban obligados a informar al IFT la transacción, porque una de las partes acumularía más del 35% de los activos o acciones de la señal, esto una vez que hubiese concluido la operación. Previo a la compraventa, la empresa Radio ACIR S.A. de C.V. mantenía el 99% de la estación y la empresa Grupo ACIR S.A. de C.V. era titular del 1% restante.

ESNE y ACIR habían pactado la venta del 99% de las acciones de la estación a favor de ESNE Radio México S.A. de C.V. y el 1% para la persona física Rafael Núñez.

Pero la duda saltó en el IFT respecto a quién es y que difunde ESNE Radio, por lo que el regulador fue a la base de organizaciones religiosas registradas ante la Secretaría de Gobernación. En la Segob, el IFT no halló ningún detalle adicional sobre ESNE.

El mismo ESNE dijo al IFT  que su objetivo es prestar todo tipo de servicios públicos de telecomunicaciones y radiodifusión, y que para ello también le es necesaria una concesión única y/o de espectro radioeléctrico para uso comercial de telecomunicaciones y/o radiodifusión, para así divulgar sus productos y servicios sobre el mercado.

La pista fueron las accionistas Martha Margarita Álvarez Segura y María Dolores Chávez Campos, dueñas del 51.85 y 48.15%, respectivamente, de ESNE Radio México S.A. de C.V. El IFT advirtió además que el fundador del concepto El Sembrador de Nueva Evangelización es Noel Díaz, abiertamente promotor de contenidos religiosos en estaciones de radio AM/FM de Estados Unidos.

El IFT se basó entonces en la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público para negar la venta de la XEL-AM de Grupo ACIR a ESNE Radio México S.A. de C.V., argumentando que si bien los ministros de culto no pueden poseer o administrar estaciones de radiodifusión, tampoco pueden hacerlo a través de interpósita persona, como son los casos de las accionistas Martha Margarita Álvarez Segura y María Dolores Chávez Campos.

Por tanto, dijo el IFT en una resolución, “se objeta la enajenación de partes sociales de la empresa Radio XEL, S. de R.L. de C.V., concesionaria para el uso, aprovechamiento y explotación comercial de la frecuencia 1260 kHz, con distintivo XEL-AM, de la Ciudad de México”.

De esta manera, la estructura accionaria de la frecuencia se mantiene como hasta previo a la solicitud presentada por ESNE y ACIR al IFT.

La XEL-AM 1260 KHz transmite desde agosto pasado el concepto “La Guadalupana”, después de que reemplazó a “La Comadre 1260”. La nueva programación atrae un promedio de 31,000 oyentes desde que está al aire, de acuerdo con la casa de mediciones INRA.