México | Juez valida el concurso mercantil de Altán Redes y así la Red Compartida gana tiempo para reestructurar deuda

204

El Economista Nicolás Lucas

El Juez Séptimo en Materia Civil de la Ciudad de México declaró a la empresa Altán Redes en concurso mercantil, lo que permitiría que esa compañía continúe con un plan de reestructura para así también dar cumplimiento a sus compromisos financieros con sus acreedores.

La prioridad, dijo Altán en un informe de prensa, es mantener la operación y expansión de su red, y continuar con la prestación de los servicios de telecomunicaciones a clientes mayoristas y usuarios finales. 

Altán dijo que la declaración en concurso mercantil emitido por el juez no tendrá mayor impacto en las operaciones cotidianas de la empresa.

Altán Redes continuará informando sobre el curso que siga el proceso de concurso mercantil ante la autoridad competente ”, dijo la empresa.

El pasado 2 de agosto, el Juzgado Séptimo en Materia Civil en la Ciudad de México ya había admitido a trámite la solicitud de Altán Redes para iniciar el proceso de concurso mercantil.

El objetivo de esta acción está en buscar la renegociación de la deuda de Altán con sus acreedores ante la falta de liquidez de la compañía y para continuar también con sus despliegues de cobertura a los que se encuentra obligada como empresa concesionaria de la Red Compartida , un plan promovido por el Estado mexicano para aumentar y mejorar la conectividad de las telecomunicaciones móviles e inalámbricas fijas en el país.

Altán Redes quiere renegociar sus pasivos con los acreedores como los fabricantes Nokia y Huawei y entidades financieras nacionales y extranjeras, como la banca de desarrollo mexicana y el China Development Bank.

Esta renegociación contará con la mediación del Instituto Federal de Especialistas de Concurso Mercantil (Ifecom), autoridad que también designará un visitador que analizará los estados financieros de Altán Redes.

Altán Redes, empresa prestadora de servicios mayoristas de telecomunicaciones y operadora de la banda de los 700 MHz a nivel nacional en México, comunicó en julio su decisión de acogerse a la figura del concurso mercantil, esto con el objetivo de reestructurar su deuda con los acreedores y bancos, y en tanto resuelve también sus problemas de liquidez financiera que ahora pueden afectar la continuidad de sus despliegues de red.

Con el proceso de concurso mercantil, Altán Redes pretende ganar tiempo para renegociar su deuda con los acreedores y asegurar con ello la continuidad de los despliegues de red móvil con tecnología 4G-LTE a los que se encuentra comprometida por contrato desde el 25 de enero del 2017 como empresa ganadora de un concurso de licitación internacional que se inició en el sexenio pasado, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En septiembre, Altán Redes anunció que consiguió un crédito de 50 millones de dólares para cumplir con sus compromisos financieros con acreedores y para continuar con los despliegues de cobertura 4.5G de la Red Compartida, una red mayorista de servicios de telecomunicaciones con el mandato constitucional de tener un alcance nacional en el año 2024.