México | Megacable libra declaratoria de poder sustancial de TV de paga en Puebla y Tlaquepaque, pero aún le persiguen otras 14 investigaciones

141

El Economista Nicolás Lucas

Megacable Holdings no es una empresa que cuente con la capacidad de influir en el mercado de la televisión de paga con estrategias comerciales a su favor, en acciones como el establecimiento de tarifas por servicios empaquetados o compra y distribución de contenidos que tengan como objetivo el desplazamiento de los competidores ya establecidos o para inhibir el ingreso de nuevos actores en ese negocio, al menos eso ocurre en los mercados de Tlaquepaque y Puebla capital, resolvió en definitiva el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El regulador sectorial no ha desvelado aún si Megacable puede influir en el negocio de la televisión de paga de otros 14 mercados relevantes de un total de 16 estudiados en cinco estados de la República y de ser así, entonces declarará a esa empresa como un agente con poder sustancial de mercado allí y seguidamente dispondrá de las medidas regulatorias aplicables a esa compañía para equilibrar las oportunidades de todos los operadores participantes en esos mercados, inclusive que se estudie la posibilidad de que algún agente con la restricción de vender servicios de televisión de paga allí, ahora se le permita la comercialización de ese tipo de productos en esas plazas.

La Autoridad Investigadora del IFT sospechaba desde enero del año 2020 que la compraventa de activos de Axtel por Megacable, entre 1,370 kilómetros de red de red de fibra óptica e infraestructura de última milla y 55,000 clientes de video por un valor de 1,150 millones de pesos, terminaría en que Megacable se convertiría en un agente con demasiado mercado en 16 mercados relevantes de la República, particularmente en el negocio de la televisión restringida. 

En mayo del año 2019, Megacable y Axtel notificaron al IFT su intención de compraventa de activos en distintos estados del país. La concentración se realizó con base en el artículo noveno transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), que permite la concentración de terceras empresas sin una indispensable validación de la autoridad, en tanto exista una empresa con la declaratoria de agente económico preponderante, denominación que hoy alcanza a Telmex.

Aunque Megacable y Axtel consiguieron la autorización del pleno del IFT, la Autoridad Investigadora inició una investigación radicada en el expediente AI/DC-003-2019 y se echó mano también del expediente UCE/AVC-001-2019 de la Unidad de Competencia Económica del IFT para resolver en último si Megacable podría convertirse en agente con poder sustancial de mercado en televisión restringida o en telefonía fija e Internet de banda ancha, en todos ellos.

Tanto la Unidad Investigadora como la Unidad de Competencia Económica observaron que tras la concentración de activos de Axtel a favor de Megacable, la participación de mercado de ésta última en los municipios estudiados se incrementaba de manera notable, hasta alcanzar un 64.94% de todo el negocio en algunos de esos mercados. En promedio, Megacable llegó una participación del 51% en la televisión de paga de 16 mercados estudiados y en 14 de ellos, se convirtió en el primer actor, muy por delante de Totalplay, Dish o Izzi Telecom y Sky, los competidores directos en el segmento y por ello las investigaciones del IFT.

También identificaron que Megacable, de 2016 a 2019, había incrementado los precios en sus paquetes de servicio de televisión de paga, sin que ello se hubiera traducido necesariamente en una mejoría de las características de los productos que recibían entonces los consumidores.   

Esas unidades autónomas del IFT iniciaron sus investigaciones, porque hallaron elementos con los que se podría demostrar que Megacable sí podría ser un agente con poder sustancial en TV de paga en los municipios mexiquenses de San Mateo Atenco, Lerma, Toluca, Metepec y Zinacantepec; en León, Guanajuato; en Guadalajara y Tonalá; en Cuautlancingo y San Pedro Cholula y San Andrés Cholula; y en Corregidora, Querétaro y El Marqués. También en Tlaquepaque y Puebla, aunque allí el IFT determinó que no existen suficientes elementos para emitir ese tipo de declaratoria a Megacable.

En total, el IFT investigó 16 mercados relevantes y de todos ellos, ya halló que Megacable no es un agente con poder sustancial de mercado en la prestación del servicio de telefonía fija, ni en el servicio de Internet de banda ancha fija. Sólo queda por esclarecer si la compañía puede influir o no a su favor en 14 de esos 16 mercados en cuanto la prestación del servicio televisión restringida.

El pleno del IFT ya votó el expediente AI/DC-003-2019 y está también por desvelar el resultado de sus investigaciones en esos otros 14 mercados estudiados.