“México no puede esperar a 2028 para tener internet”

0
165

El Universal Carla Martínez

Los usuarios sin servicios de telecomunicaciones, especialmente de internet, no pueden esperar a que la Red Compartida ofrezca cobertura hasta 2028, advirtieron analistas.

“El país no puede esperar a 2028 para utilizar el espectro de la banda de 700 MHz que en este momento pudo haber sido utilizado por los operadores de telecomunicaciones”, destacó Jorge Bravo, presidente de la Asociación de Derecho a la Información

No es posible esperar hasta ese año cuando antes de que se licitara la Red Compartida se dijo que era un proyecto que no iba a funcionar, que era fallido y que no estaba claro el modelo de negocio y que iba a subutilizar la banda de 700 MHz, destacó Bravo.

Este martes, EL UNIVERSAL dio a conocer que Altán Redes, empresa encargada del despliegue de la Red Compartida, no tiene los recursos suficientes para concluir el proyecto en 2024 por lo que requiere un aplazamiento hacia 2028 para cumplir con el compromiso.

La Red Compartida tiene el objetivo de llevar cobertura de telecomunicaciones a 92.2% del país para 2024.

Sobre la reunión que el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo con los directivos de Altán Redes, el presidente de la Amedi comentó que fue sólo para la foto y fue un encuentro en el que se habló de roaming social, pidiendo a los operadores de telecomunicaciones que les ayudaran.

“Cuando quienes deben ser ayudados son los ciudadanos que no tienen conectividad”.

Bravo explicó que se subutilizan recursos valiosos, inversiones, esfuerzos regulatorios y económicos por mantener la Red Compartida que se sabía no iba a funcionar.

“No puede ampliar la brecha digital porque la Red Compartida no la ha cerrado en lo más mínimo, entonces seguimos igual, pero desperdiciando el espectro”.

Falla estratégica

Fernando Gutiérrez, director de la División de Humanidades y Educación del Tec de Monterrey Campus Estado de México, destacó que el tema refleja la agenda del gobierno, lo que trae como consecuencia un retroceso de uno de los objetivos de las Cumbres del a Sociedad de la Información: “Que es lograr que más personas en este planeta tengan acceso a la red”, puntualizó.

Nuevamente se observa un tema de fallas en la parte estratégica, de cómo soportar el proyecto que genera esta consecuencia, de falta de recursos, y al final de cuentas los perjudicados de no resolver este problema siguen siendo 40 millones de personas por conectar, indicó Gutiérrez.

Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy and Law (DPL), comentó que la Red Compartida iba a generar un operador que no tuviera economías de escala, un portafolio de distintas frecuencias, soló una; que no fuera global y dando pocos servicios.

“Esto a mediano plazo iba a llevar a una insolvencia por falta de ingresos”, detalló Negrete.

Incluso, hay grandes operadores que no tienen ingresos suficientes, como el caso de Movistar México, empresa que cambió de esquema de negocios y utiliza la infraestructura de AT&T México.

“Estamos viendo una crisis de financiamiento y de consolidación de operadores, por lo que el modelo de la Red Compartida es insostenible en el tiempo”.

Por lo que ahora sólo se ve que se prorroga la lenta muerte de la Red Compartida y esto es un crimen contra la conectividad, porque la banda de 700 MHz demostró que genera gran cantidad de conectados en Brasil, Colombia y Chile.

“Cada día que pase y se mantenga este modelo en uno no demostrado empíricamente y lo único que pasa es que drena recursos financieros, la empresa va a sufrir más y los mexicanos no conectados van a seguir siendo millones”, alertó Negrete.

Alerta temprana

En 2016, organizaciones como la GSMA dieron a conocer su postura sobre el proyecto de la red Compartida señalándola de controvertida, pues no existe nada comparable en América Latina.

“Posiblemente tampoco contribuya a cambiar la dinámica del mercado, ya que en realidad la competencia de redes tradicional podría tener más éxito en alcanzar el objetivo del gobierno de mejorar la cobertura y reducir los precios”, advertía la organización que agrupa empresas del sector móvil de todo el mundo.

Sebastián Cabello, de SmC + Digital Public Affairs y consultor experto en telecomunicaciones, dijo que en su momento advirtió que la forma en la que estaba diseñado el esquema no preveía como iba a sostenerse comercialmente porque iban a competir con operadores establecidos con espectro propio.

“Ahora, este nuevo rediseño me parece que es algo que podía suceder y el tema es ahora cómo salvar el proyecto”, dijo Cabello.

La situación de Altán Redes rezaga el objetivo del gobierno de conectar a los no conectados y también deja claro que hace falta invertir bastante para cubrir esas brechas y que no se hace de un día para otro, puntualizó el consultor.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here