México | Ocho años de evolución del mercado telecom

155

El Economista Jorge Bravo

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) cumplió ocho años de su creación. Desde entonces los mercados de radiodifusión, digital y de telecomunicaciones han evolucionado por la regulación, el cambio tecnológico y la situación financiera de las empresas.  

Competencia vía fusiones. La reforma constitucional en materia de telecomunicaciones favoreció la consolidación de empresas. AT&T ingresó al mercado mediante la compra de Iusacell y Nextel; por ambas pagó 4,375 millones de dólares. La mayor competencia en el mercado móvil generó precios más reducidos y la integración de un mercado norteamericano de telecomunicaciones de 400 millones de usuarios tras la eliminación del roaming entre México, Estados Unidos y Canadá. 

Televisa también se consolidó mediante la adquisición de los sistemas de televisión de paga de Cablecom, Cablemás, Televisión Internacional y los activos residenciales de fibra de Axtel. Por estas operaciones desembolsó más de 27 mil millones de pesos. Lo consiguió gracias al artículo noveno transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, el cual permite las concentraciones sin autorización del IFT. La OCDE ha pedido que este transitorio desaparezca. Así nació Izzi. 

Televisa se posicionó como el principal operador de TV de paga no sólo de México con 64% del mercado, sino uno de los más grandes de América Latina. A pesar de esta concentración de suscriptores de TV de paga, el IFT no ha resuelto ninguna medida para remediarla. El servicio de TV de paga no sólo es el único que no se ha reducido, incluso se incrementa.

Más oferta audiovisual. Se concluyó la transición a la Televisión Digital Terrestre y se licitaron nuevas frecuencias de TV abierta para integrar una cadena nacional y otras más en mercados locales. Surgió Imagen Televisión y varios canales más, incluida La Octava en la Ciudad de México. 

Es indudable que existe mayor oferta de contenidos audiovisuales, pero el gran impulsor fueron las plataformas de streaming por video, en particular Netflix. Los usuarios que ya disfrutaban de videos gratuitos en YouTube, migraron a las plataformas de video sobre demanda. El cambio tecnológico hacia el streaming incrementó la oferta de contenidos, la calidad y diversidad de los mismos y la competencia entre operadores Over the Top (OTT). 

Existe una amplísima oferta de plataformas de video en línea de poderosos jugadores como Amazon Prime Video, Disney+, Clarovideo, Apple TV+ HBO, Blim, WarnerMedia, Paramount+, entre otras, cada uno con estrategias diferentes para atraer a los suscriptores. El desafío que enfrentan es hacer rentables las plataformas, sostener las inversiones en contenidos originales, expandirse y promover una mayor adopción de banda ancha e inclusión financiera para que crezca más el mercado. 

Devolución de espectro. México es tristemente célebre porque cobra algunos de los derechos por el uso del espectro más elevados de América Latina. Espectro caro repercute en menos inversiones para la red inalámbrica y lentos despliegues de infraestructura para cerrar la brecha digital.

La difícil situación financiera y abultada deuda de Telefónica la obligó a diseñar un plan de reestructuración para la región. Decidió fortalecerse en Brasil, vender operaciones en América Latina y desprenderse de sus frecuencias en México por los onerosos pagos anuales del espectro. Ideó un plan para ofrecer servicios móviles a través de la red de AT&T. Esta estrategia le permitirá reducir su carga financiera pero también inversiones, al tiempo que fortalece los ingresos de AT&T. 

Separación funcional y libertad tarifaria. El IFT ordenó la separación funcional de Telmex-Telnor entre servicios minoristas para el consumidor y mayoristas para los competidores. No queda claro el beneficio de esta medida irreversible en términos de demanda de desagregaciones del bucle local. Sin embargo, la evolución del mercado demuestra que la libertad de elección de los consumidores es más importante que las regulaciones extremas. 

El IFT aprobó la libertad tarifaria de Telmex en 52 municipios. En todos ellos ya no es el principal proveedor de Internet fijo, al ubicarse su cuota de mercado por debajo del umbral de 50%. En cambio, crecieron las ofertas de banda ancha fija y fibra óptica de Televisa, Megacable y TotalPlay. En esos mercados hay más competencia, ofertas, servicios y calidad. 

Venta de contenidos. El IFT aprobó que Univision comprara el segmento de contenidos de Televisa por 4,800 millones de dólares. Por increíble que parezca, la televisora ya no será la principal productora de sus propios contenidos sino su socio estadounidense. Televisa sólo conservará la producción de contenido noticiosos. 

La decisión pragmática de vender el segmento de contenidos de Televisa, previa venta de la división de radio que la vio nacer como empresa de medios, consolida al consorcio como un fuerte operador de telecomunicaciones cuádruple play: video, datos y voz fija y móvil vía la Red Compartida.

Comercio digital. La ratificación y firma del T-MEC fortaleció los capítulos de telecomunicaciones, comercio digital y propiedad intelectual. Al gobierno de Estados Unidos le interesa abatir las barreras al comercio digital para favorecer a sus poderosas empresas de Internet y promover el mercado transfronterizo de datos, almacenamiento en la Nube en su territorio y servicios de ciberseguridad para apoyar a sus proveedores.

Hacia la convergencia. Esta evolución de los sectores digital, tecnológico, telecomunicaciones y audiovisual está marcada por la innovación en los modelos de negocio. 

AT&T está firme en móvil pero requiere ampliar la base de usuarios de smartphones y fortalecerse con una operación de fibra óptica de cara a 5G, para no pretender depender de la compartición de infraestructura. Telefónica está evolucionando hacia un telco digital sin frecuencias y más enfocado en las ventajas regulatorias del mercado mayorista que le permitan tarifas preferenciales. 

América Móvil preparará sus inversiones para 5G y más despliegues de fibra óptica. No debiera encontrar resistencia en futuras licitaciones de espectro con una Telefónica en retirada y una Red Compartida en concurso mercantil. Esta evolución del mercado y sus actores hace que su prohibición para ofrecer TV de paga sea cada día más injustificada. 

Televisa preparó el terreno para convertirse en lo que ya es: un operador convergente dominante en TV de paga, fortaleciéndose en banda ancha y con oportunidades en móvil y streaming. La venta de su segmento de contenidos modifica la estrategia: el contenido sigue siendo el rey, pero no importa tanto quién lo produce si entiende los cambios en audiencias y usuarios y los distribuye en sus plataformas.

Twitter: @beltmondi