México | Padrón de usuarios de telefonía móvil tendrá costos millonarios, prevén expertos

0
66

Milenio Yanin Alafaro

El Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que recabará datos biométricos con la intención de disminuir los casos de extorsión telefónica, tendrá costos millonarios y no cumplirá su objetivo, dijeron a MILENIO expertos del sector de telecomunicaciones.

“Sabemos que el 80 por ciento de las extorsiones telefónicas provienen de las cárceles, así que pretender que más de 120 millones de teléfonos se registren para atacar este delito suena ridículo”, acusa Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) en entrevista con MILENIO.

Es una iniciativa con buenas intenciones, pero mal planeada, opina Ernesto Piedras, experto en telecomunicaciones y director general de la consultora The Competitive Intelligence Unit. En el IDET calculan que el padrón, simplemente en servidores y software, costará alrededor de 20 millones de dólares.

Previo a la aprobación de la creación del padrón, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) expuso que la infraestructura y operación costaría 109 millones el primer año y 88 millones por cada año subsecuente con cargo al erario público.

“El IFT tendrá que invertir en tecnología para generar este padrón, también las telefónicas tendrán que hacerlo, algo que finalmente terminarán pagando los usuarios”.

Este padrón deberá cubrirse con el presupuesto actual del IFT, el cual es de mil 510 millones de pesos. “Los servidores para la administración central del padrón la debe llevar el IFT, mientras que el software y las terminales para recabar los datos, eso probablemente sea inversión de las compañías telefónicas”, explica Soria.

AT&T México expuso su postura a MILENIO: “Hemos estado trabajando como industria con el gobierno en algunas actividades para combatir las llamadas de extorsión y consideramos que hay otros mecanismos más efectivos y menos complejos de implementar para combatirlas”.

Aún se encuentran revisando las implicaciones de esta iniciativa. Finalmente, “generar bases de datos y tener los servidores para administrarlos tiene costos que pueden ser no marginales porque estamos hablando de 126 millones de líneas telefónicas que hay en el mercado”, analiza Piedras.

Efecto contraproducente

Ya una vez se intentó combatir los delitos que usan las líneas telefónicas como herramienta durante el sexenio de Felipe Calderón, mediante el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (RENAUT), el cual fue derogado por su ineficacia en 2011, por lo que el Senado de México aprobó reformas al Código Penal y a la Ley Federal de Telecomunicaciones para desaparecerlo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here