México | Pymes, clave para transición hacia industria 4.0: IP

84

Milenio Tzuara De Luna

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) en México son piezas clave en la transformación del sector industrial que plantea la industria 4.0, encaminada a una adopción de procesos de fabricación e interconexión que aumente su eficiencia y productividad, afirmaron la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En el marco del inicio de Industrial Transformation México, José Abugaber Andonie, presidente de la confederación, resaltó que para ello, es necesaria la planificación, construcción e implementación de una política industrial que apoye a las pymes en sus procesos de transformación digital.

Añadió que dichas acciones deben de estar acompañadas de una política educativa, que genere los recursos humanos necesarios para la transformación digital y considere “al ser humano al centro de nuestra estrategia”, aseveró.

“Debemos de tener en cuenta que la capacitación de los empleados y la promoción de los talentos digitales es de suma importancia para una transformación exitosa hacia una industria 4.0, que es lo que buscamos”, argumentó.

Aunado a esto, el presidente de la Concamin sostuvo que para apuntalar la también conocida “cuarta revolución industrial”, es indispensable establecer una sola línea de diálogo entre los integrantes de esta industria e impulsar más espacios enfocados a la creación de asociaciones de negocios e intercambio de conocimiento, pues no deja de significar un desafío.

“La adopción de una agenda 4.0 es un desafío que todas las economías de la región deben de enfrentar…Suponen un conjunto de retos que implican un gran proceso de transformación digital que alcanza tanto a gobiernos, ciudades, industrias y ciudadanos”, agregó.

Por su parte, Rodrigo Castañeda Miranda, presidente nacional de innovación y desarrollo del CCE, subrayó que para impulsar dicha industria, se debe tomar un papel activo de acuerdo a las particularidades y necesidades de cada región, considerando de forma integral la digitalización de las pymes, con la intención de que puedan participar en las cadenas de valor.

“Estas son clave (las pymes) para brindar bienestar social y una distribución justa de la riqueza, entonces, centrarse en las pymes y en el talento humano es uno de los caminos”, reiteró.

Asimismo, refirió que México debe trazar su ruta de transformación considerando la experiencia y el camino recorrido por países que gozan de un mayor desarrollo en esta industria, como Alemania, a su vez que se adhiere a una visión social; esto en miras de acelerar la adopción de la industria 4.0 y cerrar las brechas entre naciones.

“Para que las iniciativas de la industria 4.0 tengan éxito en América latina un punto fundamental va a ser considerar desde su diseño las necesidades sociales de las comunidades y las regiones. Cuando el impulso de la industria tiene una visión social, tiene los ingredientes básicos para hacer un cambio sustentable, de otra manera cualquier iniciativa corre el riesgo de ser breve e inestable”, afirmó.

En tanto, el día de ayer por primera vez una planta en México, la de Henkel en Toluca, se sumó a la Global Lighthouse Network de manufactureras avanzadas e industria 4.0, que compila el Foro Económico Mundial y McKinsey & Company, inmueble reconocido por su reducción de 15 por ciento en costos de procesamiento y de 14 puntos en energía.