México | Reclamos por fraudes cibernéticos crecieron 89.1%, revela la Condusef

170

La Jornada Julio Gutiérrez

Entre enero y mayo de este año, los clientes de la banca hicieron un total de 8 mil 102 reclamaciones por posibles fraudes cibernéticos, un incremento de 89 por ciento respecto de las 4 mil 284 quejas presentadas en el mismo lapso del año anterior, reveló este miércoles la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Óscar Rosado Jiménez, presidente del organismo, dijo en una videoconferencia que los fraudes en línea son los que más han crecido en lo que va del año.

Nos llama la atención que de 59 mil quejas hechas a las instituciones bancarias, 25 mil son por posibles fraudes y 8 mil de ellas por posible fraude cibernético, dijo Rosado Jiménez.

El titular de la Condusef argumentó que el alza en los fraudes cibernéticos obedece a que durante el confinamiento, las personas no se daban cuenta de estos hechos o no había los mecanismos para poder presentar una queja.

Desde que se comenzó a abrir la economía, empezó la gente a salir y a quejarse, y hay un repunte desde junio con los fraudes de este tipo, en noviembre y diciembre bajaron, por temas estacionales, y entre marzo y mayo vuelven a ir al alza, añadió.

Tan solo por el concepto de transferencias electrónicas no reconocidas se presentaron un total de 5 mil 769 reclamaciones, lo que representó un incremento de 96 por ciento respecto de hace un año.

En el segmento de consumos vía Internet no reconocidos, los usuarios hicieron mil 905 reclamaciones, un aumento de 137 por ciento.

Rosado Jiménez informó que, entre los fraudes tradicionales y los cibernéticos, se presentaron un total de 25 mil 878 reclamaciones, alza de 22 por ciento respecto de las 21 mil 176 reportadas entre enero y mayo de 2020.

Sin embargo, refirió el titular del organismo, preocupa el alza que ha tenido el incremento de los fraudes cibernéticos como proporción del total; pues en 2019 solamente representaron 11 por ciento; un año después 20 por ciento, y ahora la cifra llega a 31 por ciento.