México | Reducirían con acceso inalámbrico brecha digital

149

Reforma Ailyn Ríos

Con menores costos de instalación, el Acceso Inalámbrico Fijo (FWA por sus siglas en inglés) es una alternativa para cerrar la brecha de acceso a internet, aseguró Ericsson.

El FWA funciona como el WiFi en los hogares, pero aprovecha la infraestructura existente para redes móviles en lugar de conexiones a través de cables de cobre o fibra óptica, con lo que se reduce el costo y tiempo de despliegue.

“Ofrece tres ventajas frente a la fibra óptica: la primera es el tiempo de despliegue, el costo y la sustentabilidad.

“Al aprovechar la infraestructura existente hay una reducción de materiales que se van a requerir para implementar la red y tienen la posibilidad los operadores de usarlo para redes móviles o fijas”, dijo Fabián Monge, director de preventa para el norte de Latinoamérica y el Caribe.

El costo del despliegue de FWA puede ser entre 30 y 40 por ciento menor respecto a la instalación de fibra, todo depende de la posibilidad de interconectar estas redes, detalló el director en entrevista con Grupo REFORMA.

A diferencia del internet satelital, que funciona mediante una antena parabólica que se conecta con un satélite en órbita o de baja órbita, el FWA funciona como complemento a la fibra óptica y la red móvil celular, interconectándose entre sí, con lo que la velocidad es mayor y la latencia es menor que los servicios satelitales.

De acuerdo con Ericsson, las conexiones de FWA a finales de 2020 ascendían a 60 millones y que se triplicarían hasta los 180 millones para 2026, la cifra de personas con conexión a internet a través de estas soluciones podría rondar los 650 millones para 2026.