México | Revés a Telefónica por espectro caro impacta en avance hacia 5G

155

El CEO Itzel Castañares

El revés de la Corte a Telefónica México al no ampararla contra el pago de derechos del espectro radioeléctrico, representa un hecho que pone en evidencia la presión en el sector para avanzar hacia 5G en el país.

La decisión de la máxima autoridad judicial va a seguir afectando a Telefónica, pues mientras conserve espectro tiene que pagar los derechos establecidos en la ley, lo que ha sido una de las principales quejas y preocupaciones de la industria en los últimos años, aseguró Michel Hernández, director general de Observatel.

México es uno de los pocos países en donde se aplica un esquema de contraprestación por acceder al espectro en la licitación, que además contempla un pago anual por uso, “algo totalmente fuera de una práctica aceptable en cualquier país”, agregó el especialista.

Este esquema de pago de derechos, sustentado con fines recaudatorios, impacta también en el desarrollo de redes 5G, pues además de que los altos costos generan un menor apetito en las subastas de espectro, el sobreprecio representa un mayor costo anual para los operadores.

Sobrecosto, gran problema

El cobro de espectro en México tiene un severo problema de sobrecosto, además de falta de competitividad a nivel internacional, aseguró The Competitive Intelligence Unit (CIU) en su más reciente análisis respecto a las barreras en materia de conectividad.

Este escenario provoca que el pago de derechos se asemeje más a un gravamen que distorsiona el mercado y de barrera a la competencia que a un precio de mercado determinado por mecanismos públicos, transparentes y voluntarios señaló The CIU en su análisis 

La Ley Federal de Derechos 2021 contempla los montos que deberán pagar los futuros concesionarios por el espectro, aunque no se ha propuesto un monto de derechos para las bandas de espectro que se licitarían en el largo plazo, de 26 GHz y 40 GHz.

La aplicación de esta ley implicará que en México se pase de un sobreprecio de 77% previo a los cambios a un sobreprecio de 84.8%.