México | Sufren IFT y Cofece por austeridad presupuestal

174

Reforma Ailyn Ríos

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2022 plantea otorgar recursos limitados a dos de los principales órganos autónomos, a los cuales el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirma que podrían quedar en una sola dependencia.

Desde su creación en 2014, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha visto una reducción de 22 por ciento el presupuesto que recibe.

Mientras en el ejercicio fiscal de 2014 le destinaron 2 mil millones de pesos, para el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2022 se plantea darle mil 560 millones de pesos, ligero aumento de 3.3 por ciento respecto a 2021, cuando se consideraron mil 510 millones de pesos para el regulador.

“Ha tenido que reordenar sus prioridades, me parece que todos los proyectos y lo que en un inicio se podía plantear el Instituto año con año se ha tenido que reducir también anualmente desde al menos hace cuatro años.

“Eso genera que todo lo que pretende realizar a futuro y que un plan o estrategia a largo plazo se vean limitadas por la incertidumbre de que no tiene la seguridad de los presupuestos”, comentó Michel Hernández Tafoya, director de Observatel.

El presupuesto que el Instituto recibiría en 2022 sería solo 50 millones más que en 2021, pese a que la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut) representa un gasto de 109 millones de pesos, y que se pretende maneje el IFT.

El Panaut obligaría a los titulares de las más de 120 millones de líneas móviles que hay en el País a otorgar información como nombre, identificación oficial con fotografía, domicilio, número de teléfono y datos biométricos a los concesionarios; de no hacerlo, perderán su línea.

En abril pasado, el Instituto dio a conocer que la base de datos personales y biométricos de los usuarios de telefonía móvil del País requería 109 millones 864 mil 672 pesos de gastos operativos en el primer año; mientras que para los años subsecuentes, se estimaba un total de 88 millones 584 mil 701 pesos.

A eso se suma una inversión adicional aproximada de 800 millones de pesos para la instalación de infraestructura y capacidades para almacenar de forma adecuada la información, los cuales se tendrían que desembolsar en el primer año del Padrón.

Posteriormente, se requeriría una inversión de 135 millones de pesos anuales para mantener la infraestructura, explicó Roberto Flores, director general adjunto del Registro Público de Telecomunicaciones, en entrevista.

“El tema del Panaut es una carga que no debería tener el IFT y si no le asignaron el presupuesto suficiente para su implementación, pues se aumenta el riesgo de la seguridad de la información.

“Falta esperar que resuelve la SCJN, pero mientras tanto, es preocupante tener esa responsabilidad sin el presupuesto adecuado”, dijo José Luis Peralta, ex comisionado del Instituto.

En tanto, para la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) se pretende destinar 600 millones de pesos, que representaría una disminución de 0.8 por ciento en términos reales al otorgado en el 2021.

El organismo antimonopolios ha insistido por mayores recursos para asegurar la libre competencia en los mercados económicos en México.