México | Telefonistas, sin respaldo de AMLO tras romper negociaciones sobre jubilación con Telmex

68

El CEO Itzel Castañares

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana rompió negociaciones con Teléfonos de México al no llegar a un acuerdo en materia de jubilaciones, un nuevo episodio de diferencias en el contrato colectivo de trabajo entre ambas partes que tiene un nuevo tono para los trabajadores.

La ruptura generó un emplazamiento a huelga para el 25 de agosto, además de revelar el temor de los telefonistas ante eventuales represalias por parte de América Móvil, así como evidenciar que no existe respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador a los telefonistas.

Entraremos en un proceso de resistencia sin dejar de lado el servicio esencial que representa el de las telecomunicaciones para las y los mexicanos señaló el sindicato en un comunicado.

Tras asentar el llamado a huelga, los telefonistas hacen constar ante la opinión pública que los trabajadores podrían sufrir represión por parte de la patronal que conduce la compañía de telecomunicaciones.

Uno de los escenarios posibles que vislumbra el sindicato es que el gobierno federal podría optar por mantenerse al margen como ha ocurrido en conflictos similares, lo que ha abonado a la estrategia de la empresa para alargar los tiempos del proceso de negociación.

“Eso nos colocaría en una situación compleja en la que será necesario desarrollar acciones de movilización complementarias para involucrar a las autoridades gubernamentales”, señala el documento.

Este escenario es completamente distinto al de septiembre de 2019, cuando López Obrador se pronunció como mediador entre la empresa, los telefonistas y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) respecto a la separación funcional, hoy completada.

En algún punto, los telefonistas creyeron que el primer mandatario iba a apoyar al Sindicato; sin embargo, en el comunicado revelan que no tienen apoyo del gobierno federal ni del presidente, dijo Sandra Rodríguez, abogada especialista en telecomunicaciones.

En su opinión, este escenario revela además que ha habido una falta de estrategia legal contundente, además de no saber separar las telecomunicaciones de la Ley Federal del Trabajo.

“Lo están mezclando todo, y por eso no han llegado a una respuesta exitosa por ninguna de las dos vías”, aseguró la también directora del portal especializado Jentel.

La complejidad de la situación radica en la carga sindical que tiene una empresa como Teléfonos de México, así como la importancia y peso que tiene su plantilla laboral, agregó.