Microsoft construirá supercomputadora de 1.7 mil mdd para ambiente y cambio climático

190

La Oficina Meteorológica del Reino Unido (Met Office) utilizará una supercomputadora con valor de 1.2 mil millones de libras (aproximadamente 1.7 mil millones de dólares) para pronosticar el clima y el cambio climático. El gobierno británico espera utilizar sus capacidades para pronósticos meteorológicos más precisos que ayuden a la protección y resiliencia de la población, negocios e infraestructura.

La computadora se construirá en asociación con Microsoft y será financiada por el gobierno del Reino Unido. Una vez terminado, estará entre las 25 mejores supercomputadoras del mundo y será dos veces más potente que cualquiera en el país.

La supercomputadora se utilizará para predecir el clima severo y determinar qué áreas deben fortalecerse para resistir desastres naturales. También se utilizará para los estudios sobre el cambio climático y es parte de las iniciativas del Reino Unido para alcanzar el objetivo de “saldo cero” (net zero) de emisiones de carbono en 2050.

La oficina meteorológica explica que entre los usos de la supercomputadora se consideran mejores pronósticos para planeación y manejo del riesgo. Por ejemplo, proveer de información localizada muy precisa de las ciudades para planes de mejora de la infraestructura, tales como el transporte público.

“Esta asociación entre Met Office y Microsoft para construir la supercomputadora de pronóstico del tiempo y el clima más poderosa del mundo es un respaldo rotundo a las credenciales del Reino Unido en la protección de nuestro medio ambiente, mientras nos preparamos para albergar la COP26 a finales de este año”, dijo el Secretario Comercial Kwasi Kwarteng.

La supercomputadora debería estar operativa en el verano de 2022. Alimentada por energía 100 por ciento renovable, será una de las supercomputadoras más sostenibles y ecológicas del mundo. La supercomputadora tendrá una vida útil de 10 años. La infraestructura en nube Microsoft Azure impulsará a la supercomputadora.