Microsoft anunció su solución contra los deepfakes, Microsoft Video Authenticator, con el cual es posible analizar una foto fija o un video para proporcionar un porcentaje de probabilidad o puntuación de confianza de que los medios fueron manipulados artificialmente.

En el caso de los videos, puede brindar el porcentaje en tiempo real en cada cuadro a medida que se reproduce el video. “Funciona detectando el límite de fusión de los elementos deepfake y el sutil desvanecimiento o escala de grises que pueden no ser detectables por el ojo humano”, señaló Microsoft en su blog.

La tecnología fue originalmente desarrollada por Microsoft Research en coordinación con el equipo de Inteligencia Artificial (IA) de Microsoft y el comité de IA, Ética y Efectos en Ingeniería e Investigación (AETHER, por sus siglas en inglés). Fue creada a partir de un conjunto de datos públicos de Face Forensic, y se probó el conjunto de datos del desafío de detección de deepfakes.

El Video Authenticator cuenta con dos componentes: el primero, es una herramienta integrada en Microsoft Azure que permite a un productor de contenido agregar hash digitales y certificados a un contenido; los hash y los certificados conviven con el contenido como metadatos. El segundo, es un lector que puede existir como una extensión del navegador, verifica los certificados y hace coincidir los hashes, permitiendo conocer al usuario que el contenido es auténtico.

Microsoft sostuvo que el desarrollo de la tecnología fue en colaboración con Microsoft Research y Microsoft Azure en asociación con el programa Defending Democracy.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here