Miles de satélites y toneladas de basura espacial estarían bloqueando nuestra visión del cosmos

Un estudio publicado por la Real Sociedad Astronómica advierte que la basura espacial y los satélites aumentaron hasta el 10% la iluminación del cielo nocturno.

0
88

Hipertextual-Luis Miranda

El aumento de basura espacial y las mega constelaciones de satélites — como Starlink — está bloqueando nuestra visión del cosmos. De acuerdo con un estudio publicado en los avisos mensuales de la la Real Sociedad Astronómica, la basura y los satélites aumentaron hasta el 10% la iluminación del cielo nocturno.

Esto se debe a que cada objeto refleja una cantidad de luz hacia la Tierra, dificultando a los astrónomos realizar su trabajo. Según el estudio, la mayoría de los objetos espaciales que orbitan alrededor de nuestro planeta reciben directamente la luz solar.

«Los satélites artificiales y los fragmentos de desechos espaciales tienen diversas formas y están orientados aleatoriamente en la línea de visión, dispersando y reflejando la luz de una manera compleja.»

La nube de objetos está compuesta por satélites operativos y fuera de servicio, vehículos de lanzamiento y fragmentos con tamaños que van de micrómetros a decenas de metros.

La mayoría de estos objetos no pueden detectarse a simple vista de forma individual. Si varios se encuentran juntos, su irradiancia combinada se percibe como un componente de resplandor difuso.

La basura espacial y los satélites afectan el trabajo de los astrónomos

Según el estudio, cuando se obtienen imágenes con detectores de alta resolución y sensibilidad, los objetos aparecen como rayas individuales en imágenes de telescopio. Por otro lado, cuando se miran con detectores de baja resolución, el resultado se asemeja al fondo de luz estelar de la Vía Láctea.

La basura espacial y las constelaciones de satélites ya excedieron el límite de contaminación lumínica. La Unión Astronómica Internacional (UAI) establece una marca para los sitios de observatorios astronómicos. Junto a la UAI, la Sociedad Astronómica Americana ya había mostrado su preocupación ante el inminente despliegue de satélites de Starlink.

Astrofísicos mencionaron en su momento que la constelación de cientos o miles de satélites podrían perjudicar la visión del espacio desde los observatorios. Ante esto, Elon Musk prometió que colocaría «viseras solares» a los satélites para mitigar el brillo.

Aunque las megaconstelaciones están en la mira, los satélites han sido una preocupación para los astrónomos desde el Sputnik 1. Los investigadores afirman que al 1 de enero de 2021 había unos 3372 satélites activos en órbita. A eso se suma la basura espacial que en conjunto tienen una masa de unas 6.000 toneladas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here