Los ministros de Finanzas, Olaf Scholz de Alemania, Bruno Le Maire de Francia, Roberto Gualtieri de Italia, Nadia Calviño de España, y Wopke Hoekstra de los Países Bajos, emitieron una declaración conjunta solicitando a la Comisión Europea “reglas estrictas” dentro de su propuesta de criptomonedas, en especial para los tokens digitales globales como Libra de Facebook.

En la reunión en Berlín, Alemania, el francés Le Maire expresó su preocupación por las criptomonedas y aseguró que las economías de la eurozona esperaban que la Comisión emitiera “reglas muy fuertes y muy claras”.

En el borrador de la propuesta de criptomonedas se aprecia la solicitud de requisitos más estrictos para tokens digitales riesgosos, principalmente para las criptomonedas respaldadas por activos, conocidas como monedas estables (stablecoins), como Libra, vinculadas a monedas soberanas.

Fuentes diplomáticas indicaron a Euractiv que la declaración se negoció apresuradamente, impulsada por Alemania, con el objetivo de mostrar unión entre los ministros para un “marco supervisor y regulatorio claro”.

Nadia Calviño señaló que el marco europeo debe garantizar “soberanía monetaria, estabilidad financiera y protección al consumidor”. Los criptoactivos representan 350 mil millones de euros, mientras que los tokens digitales han transformado el sistema de pagos globales, catalizando tarifas más bajas y servicios instantáneos.

La preocupación principal de los ministros se centra en los riesgos de Libra, desarrollada por Facebook y otras empresas, puesto que es respaldada por una moneda nacional y cualquier implicación desestabilizaría la política monetaria, facilitando el lavado de dinero o actividades terroristas. “Queremos que el Banco Central sea el único que emita monedas, ese es el sentido de la declaración conjunta”, destacó Le Maire.

Los ministros de Finanzas insistieron en que ningún acuerdo global de criptoactivos respaldado por activos debe operar en la UE hasta que se hayan abordado adecuadamente los desafíos legales, regulatorios y de supervisión. Se espera que la Comisión Europea presente sus propuestas regulatorias a finales de septiembre.

“Las autoridades deben adoptar un enfoque estricto y esto debería incluir la prohibición de cualquier actividad del sector privado si no cumple los requisitos regulatorios”, señaló el ministro alemán, Olaf Scholz.

Antes de la reunión de ministros, Le Maire aprovechó para comentar a los periodistas que quería un sistema fiscal internacional justo y eficiente lo antes posible, e idealmente dentro del marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), por lo que la UE debe continuar con su propio impuesto digital en el primer trimestre de 2021 si no se logra un acuerdo este año.

“Si nos fijamos en las consecuencias de la crisis económica, los únicos ganadores son los gigantes digitales”, argumentó Le Maire. Al respecto, Scholz aseguró que los ministros de Finanzas discutirán la situación y cómo proceder en el asunto, pues “estamos trabajando muy duro para obtener un plan sobre los impuestos digitales en la OCDE”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here