MinTIC busca formar a 2 mil 200 científicos de datos al 2022 en Colombia

83

Semana

La cuarta revolución industrial, acelerada por cuenta de la pandemia de la covid-19, ha hecho que cada vez sean más las empresas en Colombia que requieren personal capacitado en el análisis de su información para la creación de soluciones tecnológicas que den respuesta a problemas concretos.

Se les llama científicos de datos, personas formadas en lenguajes de programación, por lo general ingenieros, tecnólogos y técnicos, que promueven desarrollos basados en inteligencia artificial y big data para resolver problemas, justamente, mediante los datos.

Su trabajo es descubrir información útil a partir de cantidades masivas de datos estructurados y no estructurados y ayudar así al logro de los objetivos de empresas y entidades.

Desde 2019, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) ha venido implementando en todo el país un programa de formación de científicos de datos.

Un total de 1.713 profesionales de este tipo se han graduado en estos años, luego de recibir capacitación gratuita. Este año el número de admitidos para formación aumentó en un 20 %, con 620 profesionales iniciando clases virtuales el viernes 28 de mayo; ahora, para 2021, el programa cuenta con una inversión de $3.000 millones.

“Estamos orgullosos de decir que el curso Ciencia de Datos de MinTIC cuenta con los mejores estándares internacionales. No solo es impartido por Correlation ONE, líder mundial en el diseño e implementación de procesos de formación empresarial en la materia, sino también con profesores de prestigiosas universidades”, resaltó la ministra TIC, Karen Abudinen.

La meta del Gobierno es formar 2.200 científicos de datos que aporten al desarrollo económico y la transformación digital del país. De hecho, Ciencia de Datos hace parte del paquete de programas de formación en habilidades digitales del Ministerio TIC, entre los que se encuentran Programación para Niños y Niñas, Talento Digital para Empresas, Tecnólogos 4.0 y Misión TIC 2022, principalmente.

“Los egresados de Ciencia de Datos son certificados por el Ministerio TIC en alianza con Correlation ONE, entidad especializada en el diseño e implementación de procesos de formación empresarial. Cuenta con profesores de prestigiosas universidades como Harvard, Duke, Stanford, Columbia y Princeton”, explicaron desde la cartera.

Este proyecto de transformación digital cuenta con siete universidades colombianas aliadas como la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, Universidad EAFIT, Universidad del Quindío, Universidad del Norte, Universidad del Cauca, Universidad de Córdoba y la Universidad de Cartagena.

“Estoy impresionada con la logística, la organización y los profesores. Es la primera vez que participo de un curso tan exigente, tan retador y tan bien organizado. Fue una gran experiencia”, aseguró Sandra Milena Ruiz, ingeniera de sistemas, quien trabaja como analista de negocios en Cali y es beneficiaria de la segunda cohorte de Ciencia de Datos en 2020.

Experiencias reales

Los retos que realizan los estudiantes como proyecto final durante las 12 semanas que dura la capacitación y los ejercicios en clase, también son un plus, ya que ofrecen al estudiante la posibilidad de aplicar los conceptos vistos.

El banco de retos, por medio del cual empresas del sector privado y público aportan proyectos para su posterior desarrollo, ha jugado un papel clave tanto en la formación como en la vinculación laboral.

“Los talleres y ejercicios preparados me parecieron muy buenos. Tener casos prácticos como método de aprendizaje nos ayudó mucho para tener los conceptos claros y saber cómo se abordan estos casos en la vida real”, indicó Diego Javier Silva, egresado del segundo cohorte de 2020.

La participación de conferencistas como el director ejecutivo de Rappi, Simón Borrero, así como directivos de Avianca, Ecopetrol y de varias entidades bancarias, también ha sido fundamental para la comprensión y motivación de los participantes.

Entre los retos que los estudiantes han trabajado se encuentran modelos para hacer más eficiente el transporte público, mejorar la capacidad de los recursos energéticos, optimizar la red hospitalaria y prever la deserción escolar.