La videovigilancia en la seguridad pública tomará un nuevo rumbo, el de los sistemas inteligentes para ofrecer mejores servicios de protección ciudadana y para apoyar las corporaciones encargadas de estas tareas vitales en la región.

Janet Fernández, vicepresidenta y Directora de NOLA Territorio de México, América Latina & Región del Caribe de Motorola Solutions, dijo en entrevista para DPL News que la adopción de video para temas de seguridad pública está en una etapa significativa en la mayoría de los países de América Latina.

“Mundialmente, lo que vemos es que la adopción de video se está acelerando a pasos inmensos. Definitivamente, es una herramienta que puede aportar mucho para la seguridad pública por las acciones de los propios cuerpos policíacos, pero también los ciudadanos y las autoridades lo están solicitando”, comentó la ejecutiva.

Por su parte, Jairo Mahecha, gerente de Ventas de Motorola Solutions Latin America, detalló que no sólo se trata de una tendencia de video fijo sino móvil, pues actualmente las necesidades de seguridad pública demandan sistemas de comunicación altamente seguros en cualquier momento y lugar. 

“Hay una tendencia de adoptar sistemas de videovigilancia usualmente fija. Pero también como una medida disuasiva y como información para investigaciones judiciales se utiliza el vídeo móvil por parte de las diferentes agencias. Se trata de soluciones de video como body cams que se conectan con los sistemas de comunicación.

“También existen dispositivos de video en los vehículos para investigación y sistemas de video para reconocimiento. Todo lo que tiene que ver con elementos de investigación judicial como vehículos robados o personas con antecedentes judiciales que ya están instalándose en ciertos tipos de vehículos. Ahí es importante el reconocimiento de placas. Hemos visto la tendencia de video móvil tanto en plataformas como para vehículos”, comentó el ejecutivo de Motorola Solutions.

Alejandro Posadas, director General de Motorola Solutions México, charló sobre cómo en México diversas corporaciones de seguridad pública en distintos estados han comenzado a adoptar tecnología sobre videovigilancia, aunque la adopción depende generalmente del presupuesto que asigna la federación.

“En México hay una apuesta muy importante. En diferentes estados hemos visto iniciativas importantes en ciudades y municipios que van de la mano de la videovigilancia. La limitante siempre es presupuestal, los estados se tienen que ajustar a presupuestos propios o el que la federación aporte a través de diferentes programas.

“Ya existe la mecánica de hablar, por ejemplo, del fondo policial homologado, donde todo el análisis que se recaba durante su tiempo de trabajo forma parte del expediente que puede ser totalmente numerado o para dar un seguimiento puntual de todas las actividades. También es importante el tema de la cadena de custodia, y el video y la voz siguen siendo el factor fundamental para asegurar no sólo al ciudadano, también a los elementos de seguridad”, dijo el ejecutivo de Motorola Solutions México.

#Entrevista | Red Integrada Nacional de Radiocomunicación será abierta e interoperable

Posadas detalló que las ciudades invierten en miles de cámaras, pero es muy difícil que haya miles de operadores que estén monitoreando lo que sucede en tiempo real, por lo que se necesita tecnología que facilite a los operadores desde los C5 y C4 (Centros de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto). 

Explicó que Motorola Solutions tiene una apuesta importante y soluciones como Centros de Comando que apoyan los cuerpos policiacos.

Jairo Mahecha explicó que una ciudad que despliega, por ejemplo, mil cámaras, no necesita tener mil operadores que revisen cada una, sino que se sustituyen con soluciones tecnológicas.

“Las plataformas que tenemos en Motorola Solutions como sistemas de administración de video registran ciertas reglas para que hagan búsquedas dentro del video. Puede ser un vehículo robado de ciertas características: se comienza a buscar dentro de terabytes de información de miles de cámaras y finalmente se obtiene un filtro.

“Entonces, la tecnología es muy importante porque permite analizar la información y tomar decisiones. Hablábamos de situaciones como analítica con decisiones preventivas y predictivas, análisis del crimen en ciertas zonas donde esa información va a permitir tomar acciones con esa analítica con miras a mitigar el índice de criminalidad, dependiendo del crimen”, ejemplificó Mahecha.

Janet Fernández agregó que la adopción de las soluciones de video móvil como cámaras en las patrullas o en los cuerpos de los policías irá de la mano del desarrollo de redes 5G.

“Hemos visto solicitudes de video en varios países siendo adoptadas por diferentes agencias y un crecimiento año tras año. Lo anterior tiene que ver con los fondos para poder hacer lo que piden hacer las agencias y que la tecnología esté ahí para ellas. 

“Estamos hablando un poco de 5G; no todos lo tienen desarrollado en América Latina, pero se va a necesitar para empujar la adopción de videovigilancia. Definitivamente, el video y su masificación dependerá del desarrollo de redes 5G”, añadió.