Motorola Solutions se va de compras para reforzar su estrategia en el video y la nube

La compañía estadounidense apuesta por crecer tres veces su participación de mercado en las soluciones de seguridad de video; la adquisición de Pelco e IndigoVision en meses recientes le ayudarán a cumplir esa meta.

690

La pandemia de Covid-19 no ha detenido la gira de adquisiciones de Motorola Solutions. En lo que va de este año marcado por una crisis sanitaria y económica, el proveedor de comunicaciones estadounidense ha sellado diferentes acuerdos para comprar las firmas IndigoVision, Pelco, Callyo y dos negocios de servicios de ciberseguridad (no especificados).

Con estas transacciones, la compañía fortalece su estrategia comercial en las soluciones de video para la seguridad y agrega herramientas a su cartera de tecnología para la comunicación crítica. Estos movimientos se suman a otros importantes que ha realizado unos años atrás.

En 2019, se hizo de WatchGuard, un proveedor de soluciones de video móvil para vehículos, cámaras corporales y sistemas de gestión de pruebas y software; ese mismo año, añadió VaaS International, enfocada en el análisis de datos e imágenes para la ubicación de vehículos; en 2018, adquirió Avigilon, una empresa canadiense que desarrolla tecnología de seguridad, como análisis de video; cámaras de videovigilancia; e igual software y hardware de gestión de video.

A mediados de 2020, la empresa compró IndigoVision por 38 millones de dólares; luego en agosto agregó Pelco por 110 millones. Ambas plataformas le servirán para reforzar su oferta de soluciones para la seguridad de video, no sólo en el mercado norteramericano, sino a nivel global.

Greg Brown, presidente y director Ejecutivo de Motorola Solutions, explicó que el negocio de seguridad de video ha mostrado una fuerte demanda y espera que en este año siga creciendo. Por ello, la firma está invirtiendo en ampliar su cartera e incluir soluciones apoyadas en la Inteligencia Artificial.

La compra de Pelco e IndigoVision está ampliando la presencia global de la compañía con sede en Chicago, Illinois, en un contexto en el que, a pesar de las turbulencias generadas por el nuevo coronavirus, la tecnología LMR, video y software de centro de comando, y otros servicios relacionados, “son tan críticos como siempre”, afirmó el directivo durante una conferencia telefónica para presentar el informe financiero del segundo trimestre del año.

Al respecto, Jack Molloy, vicepresidente ejecutivo de Ventas y Productos, destacó que la apuesta de Motorola Solutions es aumentar “tres veces el mercado” en la tecnología de video. Hasta ahora, “los datos de participación de mercado externo validan el hecho de que estamos creciendo tres veces”.

Para alcanzar dicha meta, los activos de IndigoVision y Pelco le ayudarán a la compañía estadounidense a añadir escala y cobertura geográfica, las cuales buscará seguir incrementando; a su vez, le aportarán más canales abiertos de distribución en diferentes partes del mundo.

Brown aseguró que el negocio de video de seguridad de la firma alcanzará un desarrollo orgánico de casi mil millones de dólares en ingresos anuales  ―entre 900 y 940 millones―, considerando las ventajas que las adquisiciones de Pelco e IndigoVision en 2020, y WatchGuard y VaaS en 2019, traerán a su oferta de productos y soluciones.

La expectativa del proveedor de comunicaciones es ganar cuota en el mercado de video fijo, tanto para empresas como para el sector de gobierno, mientras que en el video móvil quiere ser un “competidor vibrante” y una opción alternativa, pues se trata de una apuesta en el que todavía no se ha consolidado pero que ha aprovechado para innovar.

Por ejemplo, en mayo, la compañía anunció la cámara corporal WatchGuard V300, la cual puede ser usada por las fuerzas de seguridad por más de 12 horas continuas, para capturar incidentes, datos en tiempo real, reconocer matrículas y recuperar videos que incluso no hayan quedado registrados por la activación automática.

Apuesta por la nube y ciberseguridad

En tanto, agregar a Callyo, un proveedor de aplicaciones basadas en la nube, le permitirá incluir nuevas capacidades para el flujo de información desde el campo hasta el centro de comando. Y los negocios de ciberseguridad, por un total de 72 millones (uno por 32 millones y otro por 40), serán el ancla para brindar servicios de consultoría.

La compra de Callyo persigue el objetivo de integrar funcionalidades basadas en la nube para la comunicación crítica. El proveedor de software como servicio brinda aplicaciones para la relación entre las personas y socorristas, y la recopilación digital de pruebas. Callyo ya tenía como clientes a agencias de seguridad pública en Estados Unidos, las cuales utilizan sus soluciones para llamar, colaborar y almacenar datos que sirven para construir casos judiciales.

No es un tema nuevo el interés de Motorola Solutions en abordar los desafíos de la comunicación crítica con los recursos de la nube, sobre todo en el ámbito de seguridad pública y en entornos industriales.

El director senior de Ingeniería de Infraestructura en la Nube de la compañía, Scott Tomlin, ha destacado en algunas ocasiones que es el camino hacia el futuro para cualquier tipo de software, porque ofrece las ventajas de la escala, resiliencia, rentabilidad, seguridad y adaptabilidad.

Motorola Solutions tiene una alianza estratégica con Microsoft Azure para utilizar recursos de la nube, con arquitecturas híbridas que combinan soluciones locales de los clientes y en la nube, y atender las necesidades específicas de seguridad del sector gobierno.

Hoy todavía muchas de las agencias gubernamentales dependen de sistemas que alojan la información en sitios. Pero cada vez se hace más evidente la necesidad de contar con una plataforma que administre los datos de manera más eficiente y flexible, con el fin de que estén disponibles siempre: esa es la oportunidad de negocio que visualiza la empresa, según detalla en el informe Avanzar la seguridad pública con la nube.

CommandCentral Smart Transcription y CommandCentral Citizen Input son dos de sus servicios basados en la nube, que se integran a los sistemas de llamadas de emergencia. Las personas pueden enviar a través de ellos fotografías, videos y grabaciones cuando necesiten auxilio o reportar algún incidente.

La compra de nuevos servicios de ciberseguridad también va de la mano de la relevancia de la nube, pues las agencias gubernamentales y el sector industrial sufren numerosos ataques cibernéticos que pueden vulnerar sus operaciones y poner en peligro información confidencial o crítica. Además, si no se atienden los problemas de seguridad, puede costar hasta miles de millones de dólares resolver las fallas.

¿Un segmento resistente a la Covid-19?

Durante el segundo trimestre del año, Motorola Solutions tuvo una caída interanual del 13 por ciento en sus ventas, hasta los mil 600 millones de dólares, en medio de la pandemia por Covid-19. La ganancia neta también disminuyó casi 35 por ciento, colocándose en 135 millones.

Pese a lo anterior, logró amortiguar la baja en el rendimiento de su negocio de radios de seguridad pública con el crecimiento de los ingresos en soluciones de seguridad de video.

Aunque la empresa no desglosó los números exactos de desempeño de este negocio, dijo que su tecnología de seguridad video, tanto en el segmento de software y servicios como en productos y sistemas, aumentó en el último periodo, y ayudó a compensar parcialmente el descenso en otros ámbitos.

En el primer trimestre, el fabricante estadounidense todavía no resentía un gran impacto de la contingencia, pues mantuvo casi sin cambios las ventas en comparación con el mismo periodo de 2019 y aumentó 30 por ciento sus ingresos netos. Además, consiguió nuevos contratos enfocados en los servicios de video para la seguridad.

Para todo el año, Motorola Solutions prevé que sus ganancias bajen alrededor de 7 puntos porcentuales. En este contexto, la compañía apuesta por que su negocio de la seguridad de video se mantenga resistente y gane impulso con las recientes adquisiciones de IndigoVision y Pelco.

Con eso en la mira, la empresa ha adaptado sus ofertas de soluciones de video para responder a las necesidades de sus clientes durante la pandemia. Por ejemplo, algunas de sus ofertas de software y hardware ya proporcionan análisis para el conteo de ocupación en lugares, identificar el uso de mascarillas o cubrebocas y capacidades de detección térmica.