Mujeres demandan a Lyft por no responder ante casos de conductores violadores

Los abogados de las víctimas afirman que Lyft se niega a hacerse cargo por el problema de agresión sexual en su servicio de transporte.

0
448

El servicio de transporte privado Lyft ha sido demandado por al menos 55 mujeres desde agosto de este año, debido a que la plataforma no ha hecho lo suficiente para detener las agresiones sexuales por parte de sus conductores en Estados Unidos.

La demanda colectiva fue presentada este miércoles en el Tribunal Superior de San Francisco, representada por la firma Estey and Bomberger, según informó Cnet. Las mujeres alegan que han sido agredidas, secuestradas y violadas mientras usaban el servicio de transporte durante el horario nocturno.

Los abogados de las víctimas afirman que Lyft no ha hecho lo suficiente para proteger a sus pasajeras de la agresión sexual. Asimismo, afirman que los agresores se sienten atraídos hacia esta plataforma para aprovecharse de mujeres vulnerables, normalmente en estado de ebriedad.

También acusan a Lyft de no revisar los antecedentes de sus conductores con el debido cuidado y, a menudo, no los desactiva de la plataforma luego de haberse reportado una agresión sexual. Las víctimas alegan, además, que la compañía minimiza o ignora sus acusaciones, obstruyendo que los agresores sean castigados.

Por su parte, Lyft asegura que sí ha realizado cambios para mejorar la seguridad en la plataforma con nuevas funciones como: un botón de emergencia al 911 en la aplicación y la verificación continua de antecedentes, así como un curso obligatorio de seguridad para todos sus conductores.

Sin embargo, la firma de abogados Bomberger dijo que actualmente representa a más de 100 mujeres y recibe al menos tres llamadas al día de personas que fueron agredidas por conductores de aplicaciones de transporte.

Muchas de las mujeres que demandaron afirman que tomaron medidas drásticas para detener la agresión sexual de los conductores. Una mujer le dijo al conductor que tenía VIH, otra tuvo que orinar en el asiento trasero para que el agresor se detuviera.

En la mayoría de los casos, las mujeres nunca fueron informadas por Lyft para saber si el conductor que las agredió fue eliminado de la plataforma.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here