Mundial | Por más referentes de mujeres en la tecnología

71

Milenio Angélica Coronel

La conversación sobre la brecha de género, oportunidades laborales para las mujeres y las barreras a las que se enfrentan, son temas que cada vez se escuchan más en nuestro día a día; y son parte de la coyuntura perfecta para analizar lo que sucede en la rama tecnológica. Las carreras STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) son áreas con poca participación femenina, de acuerdo con la Unesco sólo 30 por ciento de los estudiantes de este tipo de carreras son mujeres, un tema que invita a la reflexión y a la búsqueda de espacios para más mujeres en la industria.

Responder a la pregunta de por qué no hay más mujeres trabajando en la industria tecnológica no es algo sencillo, pero estudios como “Mujeres en tecnología”, de la consultora Michael Page, o “Mujeres eligiendo carreras STEM” del IPADE y Movimiento STEM, coinciden en que uno de los factores que provoca la disparidad entre géneros es la poca visibilidad de modelos femeninos. En esa línea, la falta de referentes desalienta a mujeres y niñas a participar en un terreno que de igual manera ofrece pocas oportunidades y posibilidad de crecimiento, sumado a la brecha salarial que la mayoría de sectores enfrenta.

Este desequilibrio de género no solo impacta a diferentes industrias, porque cuando las mujeres prosperan, nos beneficiamos todos: sus familias, sus comunidades y la sociedad en general. Según el último reporte de “Women in Work Index 2021” de PwC, si empresas de Latinoamérica logran atraer a mujeres con mejores sueldos aumentaría su poder adquisitivo y proporcionaría grandes beneficios a la economía de la región, estableciendo las bases necesarias para el futuro con una visión más diversa y equitativa.

Las empresas y gobiernos juegan un rol importante para impulsar las oportunidades, crecimiento y liderazgo de las mujeres y la tecnología se ha convertido en una herramienta fundamental para empoderar a las mujeres en distintos escenarios. En google existe un compromiso por promover un entorno laboral diverso e inclusivo que se refleja dentro de la empresa, por ejemplo, tan solo 80 por ciento de los líderes del equipo de marketing en América Latina son mujeres, e iniciativas externas como Crece con google buscan empoderar a mujeres de diferentes sectores. Este año, durante el mes de marzo, lanzamos “Crece con google para mujeres”, una iniciativa orientada a los nuevos desafíos del escenario tecnológico; mientras que en YouTube creamos “Mi propio reto”, un programa para hablar sobre autoestima y amor propio como primer paso para evitar la violencia de género, llegando a millones de personas que diariamente acceden a la plataforma, y esto solo es el inicio.

La realidad es que todavía hay mucho por explorar y sobre todo por hacer para apostar al cambio, es un trabajo que poco a poco ganará terreno en la inclusión social, que no solo se queda en el género, también conlleva la diversidad e intersección como fenómeno en el que las personas son discriminadas por múltiples categorías sociales. El liderazgo, la visión, habilidades, experiencia y conocimiento que las mujeres pueden aportar en la industria es todavía un camino inexplorado, pero alentarlas y, sobre todo, apoyarlas, ayudará a tener una sociedad más justa y equitativa que puede cambiar el rumbo de nuestro futuro.