MX5G | Ausencia de política digital integral profundizará la pobreza y marginación en México

Jorge Bravo, director General de DPL Group, destacó también que las TIC deben contribuir a consolidar una democracia participativa.

261

A pesar de que la transformación digital es un proceso en curso e irreversible que ya está mostrando sus beneficios sociales y económicos, México carece de políticas públicas digitales integrales, lo cual puede provocar una profundización de la pobreza, marginación y el subdesarrollo, advirtió Jorge Bravo, director General de DPL Group.

“Por eso, es desesperante que los gobiernos que diseñan las políticas públicas digitales y la regulación sectorial no comprendan los cambios tecnológicos que se avecinan, porque su pensamiento es burocrático y estático, anclado a leyes y procedimientos que crean zonas de confort sólo para ellos”, señaló durante el evento México 5G.

También lee: Desnudan ineficiencia en desarrollo de política digital en México

En el sector público, la reacción inmediata hacia los cambios digitales es meter el freno y retrasar la transformación que se avecina con nuevas tecnologías y modelos de negocio. Y también en el sector privado hay resistencia a aceptar la irrupción, pues se prefiere prolongar modelos de negocio como el de la televisión sin hacer una revisión profunda, comentó.

TICs deben contribuir a consolidar democracia participativa

Además, el directivo destacó que la transformación digital está impactando en la democracia, en el ejercicio de derechos fundamentales y las formas de generar igualdad, equidad, pluralidad y participación.

“Las tecnologías deben contribuir a consolidar una democracia no sólo representativa sino más participativa”, dijo el también presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Bravo señaló que las TIC permiten el ejercicio de los derechos políticos a través de la red, incluidos la libertad de expresión, la libertad de pensamiento, el acceso a la información, el derecho a la discusión y participación pública.

La democracia digital es un reflejo de la sociedad que emplea los medios tecnológicos, de información, las plataformas y las redes sociales al servicio de la ciudadanía para fomentar la discusión, la interacción virtual, la creación de ideas, opiniones y decisiones políticas”.

“También para interpelar al ciudadano, consultarlo, mejorar la rendición de cuentas de los actores político-electorales y una mayor interacción directa entre gobernantes y gobernados”, explicó.

En ese sentido, el presidente de la Amedi refirió que una de las instituciones mexicanas que debe abrazar la adopción digital es el Instituto Nacional Electoral (INE), pues necesita abordar la ciberseguridad de los datos de los ciudadanos y emplear la tecnología al servicio de la ciudadanía.