#MX5G | Economía colaborativa es un parteaguas para los comercios, el trabajo y las personas

La flexibilidad y la innovación están en el ADN de las plataformas colaborativas que buscan ser ‘un nuevo modelo económico y social’.

444

“La economía colaborativa logra unir recursos de unos con las necesidades de otros para generar mayores beneficios”, y debido a esta naturaleza representa un parteaguas para los comercios, la sociedad y las oportunidades de ingresos, expresó Marianna Gabutti, especialista en Políticas Públicas de Rappi.

Durante un panel en el evento México 5G, la experta destacó que la también llamada economía gig permite que negocios de todos los tamaños encuentren nuevos nichos de mercado, habiliten fuentes adicionales de ingresos para las personas y que los clientes aprovechen mejor su tiempo.

¿Cómo funciona? En el caso de la entrega de comida a domicilio (delivery), los repartidores usan sus recursos (una bicicleta o una motocicleta) para trabajar en la entrega de pedidos mediante las aplicaciones, lo cual hace posible que los restaurantes satisfagan las necesidades de consumo de las personas sin que deban trasladarse a los establecimientos.

En este intercambio, los comercios pueden tener acceso a información más detallada respecto al comportamiento y los hábitos de los comensales que solicitan delivery, y con base en estos datos diseñar estrategias y servicios más rentables y eficientes, explicó Gabutti.

Para quienes trabajan por medio de las plataformas, el beneficio principal es la generación de ingresos en un modelo flexible, sin ceñirse a horarios y espacios rígidos de trabajo, usando recursos con los que quizás ya cuenten, como una bicicleta en el caso del delivery o un automóvil en los servicios de movilidad, agregó el Director de Relaciones con Gobierno y Políticas Públicas de DiDi en México, Tonatiuh Anzures.

También la economía gig está en el ADN de Facebook. El Gerente de Políticas Públicas de la empresa en México, Salomón Woldenberg, apuntó que en esta plataforma se tejen redes de negocio alrededor del “comercio conservacional”. En la red social abundan los anuncios y grupos en los que se ofrecen e intercambian productos y servicios.

También lee: Plataformas colaborativas ayudan a solucionar problemas sociales: DiDi

Otro ámbito en el que se vislumbra el impacto del modelo colaborativo es la educación. Por ejemplo, Coursera se ha consolidado como un proveedor de cursos en línea, que acerca el conocimiento a las personas más allá de las barreras físicas y sirve de plataforma para que instituciones y organismos brinden capacitaciones.

Así lo señaló la Gerente de Asuntos Gubernamentales de Coursera para Iberoamérica, María Cristina Cárdenas. Y añadió que las tecnologías han facilitado el acceso a contenidos educativos de manera creativa y adaptar los mecanismos de aprendizaje a las realidades cambiantes en el ámbito laboral.

Trascienden las barreras

En el foro virtual, el consultor senior de DPL Group, Servando Vargas, expuso que una característica esencial de las plataformas colaborativas, como DiDi y Rappi, es que rompen las barreras para crear economías de escala para los pequeños, medianos y grandes negocios.

Además, el especialista enfatizó que la economía gig resalta por su capacidad de innovación en los modelos de negocio y en la oferta de servicios de mayor valor a un menor costo para los consumidores.

México, después de Brasil, es el segundo país que ha promovido en mayor medida la economía colaborativa, por lo que tiene el potencial para seguir empujando su crecimiento si se toman medidas de política pública y regulación asertivas, aseguró el Director de Operaciones de OCCMundial, Sergio Porragas.

“Somos un nuevo modelo económico y, muy probablemente, un nuevo modelo social”, destacó Tonatiuh Anzures. Por eso, agregó, es importante una regulación flexible que habilite los beneficios de la economía gig para todos los actores involucrados: colaboradores, consumidores, plataformas, economía y gobierno.