Necesario más inversiones público-privadas para cerrar brecha digital en la región: Banco Mundial

En un informe del Banco Mundial, dos economistas señalan que son necesarias más inversiones, tanto públicas como privadas, para cerrar la brecha digital en la región de América Latina y el Caribe.

387

Pese a que América Latina se encuentra en sus máximos niveles históricos de conectividad, es necesario aumentar la inversión en infraestructura para cerrar la brecha digital que aún existe en la región, señalaron dos expertos del Banco Mundial.

Así consta en el informe Digitalización en América Latina y el Caribe: Es hora de aumentar la inversión, elaborado por Juan Pablo Celis y Miguel Pereira Mendes, dos economistas de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), integrante del Grupo Banco Mundial.

A pesar de los avances que se han logrado en la última década, más de un tercio de los hogares no cuenta con una conexión a Internet y la región continúa rezagada frente a otras zonas, como Europa y Asia Central.

Alrededor de 200 millones de personas carecen de acceso a infraestructura digital básica y muchas tienen un acceso de mala calidad o demasiado costoso.

Puedes leer: Casi dos tercios de la población rural latinoamericana no tiene una conectividad significativa

Los autores señalan que una de las principales razones por las que muchas personas en América Latina no acceden a los servicios digitales es el elevado costo de la conectividad en relación con los ingresos del hogar.

El estudio revela que el precio promedio de 1 GB de datos móviles en la región fue de 2.74 dólares, aunque Panamá fue el país que tuvo el precio más alto (6.66 dólares) y Chile el más bajo (0.71 dólares).

No obstante, Celis y Pereira reconocen que la exclusión digital es un fenómeno multidimensional, por lo que es causada por múltiples factores, tales como la debilidad en la infraestructura de telecomunicaciones, la ineficiencia en la prestación de los servicios y los elevados costos de operación y mantenimiento de las redes de la región.

Además, la crisis por la pandemia de Covid-19 provocó una transición rápida pero desigual hacia las interacciones digitales, como el trabajo remoto, la educación en línea, el comercio electrónico, la telemedicina y muchos otros aspectos que anteriormente se llevaban a cabo de manera presencial.

Es necesaria una mayor inversión para cerrar la brecha digital en ALyC

Los autores postulan que las inversiones regionales podrían generar una mayor participación del sector privado en el desarrollo digital, ya que las empresas de telecomunicaciones prefieren operar en mercados grandes de rápido crecimiento.

Por ello, Celis y Pereira señalan que las economías pequeñas y medianas de América Latina y el Caribe podrían beneficiarse mutuamente al diseñar y promover proyectos con impacto subregional.

Mientras que otra vía es el uso de fondos para el desarrollo digital, a fin de apoyar proyectos con distintas características y perfiles de riesgo, tales como inversiones en infraestructura digital, centros de datos, servicios financieros y desarrollo de plataformas digitales.

Por último, los economistas aseguran que el mayor reto de la región es mejorar la infraestructura digital y la prestación de servicios en zonas rurales, ya que estas presentan complejidades adicionales que dificultan la llegada de inversores privados en las zonas más remotas y con menor densidad poblacional.

Te recomendamos: 63% de la población rural de América Latina no tiene acceso a Internet

Por ello, los economistas del Banco Mundial concluyen que, para resolver estas desigualdades que persisten en la región y garantizar que la tecnología beneficie a todos, se necesitan más inversiones, tanto públicas como privadas y de organismos multilaterales, así como soluciones de última milla.