Frente a los retos de digitalización en un año marcado por la crisis de Covid-19, “necesitamos mirar el papel de la transformación digital en el marco de la estrategia de desarrollo de un país, y no como un silos, no como un tema únicamente de tecnología”, afirmó Federico Bonaglia, subdirector del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante un conversatorio virtual organizado por la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet), Bonaglia destacó que las tecnologías digitales pueden ayudar a mantener la productividad en medio del confinamiento social, que se ha tomado como medida para contener los brotes de la enfermedad. Pero se deben atender las brechas de acceso a las TIC de manera holística, no sólo como una política económica, sino también de gobierno, cultural, laboral y educativa.

Sebastián Rovira, oficial a Cargo de la Unidad de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dijo que en los años siguientes va a haber un aumento de la pobreza, pérdida de empleos y cierres de empresas a causa de la pandemia. Por ello, se tiene que impulsar el rol de las tecnologías en la activación de los mercados.

“No hay bienestar social sin transformación digital”, así que la apropiación de las tecnologías debe ser pensada como un camino para generar valor agregado a las sociedades y redistribuir la riqueza. De lo contrario, se estarían profundizando brechas de desigualdad social, explicó.

En el evento se discutieron las acciones que ha emprendido Colombia para promover el desarrollo digital. La Ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de ese país, Karen Abudinen, expuso que el gobierno ha hecho énfasis en aumentar la conectividad en todo el territorio, incluyendo las zonas remotas o rurales; así como en la promoción de habilidades digitales y la entrega de equipos para que la población pueda acceder a Internet.

Colombia ha sido un ejemplo para el resto de los países de América Latina con las medidas tomadas durante la contingencia, resaltó la Secretaria General de la Asiet, Maryleana Méndez. Entre éstas, destaca la aplicación de subsidios a los servicios, la eliminación del IVA a los planes de telefonía móvil y la disminución del monto que los operadores pagan al Fondo Único TIC.

Además, comentó que las naciones de la región requieren expandir la digitalización para mantener la productividad durante la pandemia, eliminar la regulación obsoleta en el sector de telecomunicaciones, flexibilizar el desarrollo de infraestructura, fortalecer la coordinación entre el sector público y privado y visualizar a las licitaciones de espectro como una vía para mejorar la oferta de servicios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here