Netflix apuesta por incursionar en el negocio de videojuegos, ¿oportunidad de oro?

116

El CEO Itzel Castañares

Netflix alista su gran apuesta para 2022: incursionar en el mercado de los videojuegos con la intención de sumar una nueva oferta de entretenimiento a la plataforma, una apuesta que supone grandes desafíos, al navegar en un nicho con grandes jugadores con más experiencia en el nicho.

Los videojuegos son para la plataforma una nueva categoría de contenidos, los cuales se incluirán en la suscripción de los miembros de Netflix sin costo adicional, al igual que las películas y las series.

En principio, la plataforma se centrará principalmente en los juegos para dispositivos móviles.

Aunque Netflix está satisfecho con su oferta de películas y series también, tras casi una década de impulso a la programación original, considera que ha llegado el momento de saber más sobre cómo sus socios valoran los videojuegos.

Para cumplir con su objetivo, Netflix contrató a un veterano de Facebook y Electronics Art para que dirija las actividades de juego, reveló previamente la agencia Bloomberg.

Si bien la nueva ‘jugada’ de Netflix podría considerarse como una estrategia diferenciadora, dada la alta competencia en streaming, podría suponer también fuertes desafíos a nivel tecnológico y de competencia, y hasta una ventana de oportunidad para terceros, según analistas.

La evolución de las capacidades tecnológicas que están teniendo todas las plataformas streaming les ha permitido incursionar en diferentes nichos de mercado, aseguró Radamés Camargo, gerente de Investigación de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Esto significa que las plataformas de contenido streaming incursionan en diferentes segmentos de una misma industria, pues ya el ecosistema digital es una sola industria.

Los videojuegos son una industria en la que es muy complejo incursionar, sobre todo en esta versión digital, porque podría jugar en contra para Netflix si no hay un buen desarrollo en los videojuegos o la experiencia de juego no es la óptima

 dijo Radamés Camargo, gerente de Investigación en CIU

La apuesta

Netflix ya ha concedido licencias para juegos basados en sus series originales como Stranger Things, que está disponible en varias plataformas como Nintendo Switch, PlayStation 4, Android, iOS, Windows Phone, Mac OS Classic, Xbox One.

Aunque la plataforma es de vasto contenido, no tiene el nivel de franquicias como Star Wars, Marvel, Pacman o DC, que son franquicias gigantescas que en el mundo de los videojuegos que suelen ser muy exitosas, agregó Camargo.

Sin embargo, la apertura de Netflix podría ser una ‘oportunidad de oro’ para desarrolladores exclusivos de la plataforma, comentó por su parte Jacinto Quesnel, director nacional de Programa de Arte Digital en el TEC de Monterrey.

Netflix ha sido muy inteligente al apostarle también a sus exclusivas, pero es capaz también de apostarle a juegos de terceros, sobre todo porque va a haber mucho terceros interesados en la plataforma

A decir de Quesnel, esta apertura de Netflix podría ser una ‘oportunidad de oro’ para desarrolladores exclusivos de ese contenido, aunque no el primero en incursionar en este negocio, que para otros que ya allanaron el camino no ha sido del todo exitoso, como Google Stadia.

No obstante, podría ser una ‘oportunidad de oro’ para firmas como la japonesa Square Enix, quien es famoso por apostarle a todas las plataformas, agregó Quesnel.

Este jugador tiene en su plataforma las licencias más importantes, como Final Fantasy y Tom Raider, que son de los juegos más populares en el mundo y, por ende, de los más rentables.

Jugoso negocio

El mercado mundial de los videojuegos habría generado ingresos por alrededor de 159,300 millones de dólares el año pasado, lo que supone un aumento del 9.3%, de acuerdo con estimaciones de Global Games Market Report 2020 de Newzoo.

Después de Asia -Pacífico, América del Norte se posicionaría como la segunda región más importante en cuanto a ingresos por videojuegos, constituyendo una cuarta parte del mercado mundial, con ingresos por alrededor de 40,000 millones de dólares.

En 2020, ingresos de jugadores como Tencent, Sony y Nintendo fueron superiores a los de Microsoft, empresas de la industria que tienen toda la experiencia en el negocio y llevan la delantera en cuanto a innovación digital.